Oremos por el Papa

Oremos por nuestro Pontífice Francisco: El Señor lo conserve y lo guarde, y le dé larga vida, y lo haga dichoso en la tierra, y no lo entregue en manos de sus enemigos. Amén.

Dios nuestro, pastor y guía de todos los fieles, mira con bondad a tu hijo el Papa Francisco, a quien constituiste pastor de tu Iglesia, y sostenlo con tu amor, para que con su palabra y su ejemplo conduzca al pueblo que le has confiado y llegue, juntamente con él, a la vida eterna.

Pensamientos

** «**"« "Donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos", dice el Señor. **"El que quiera venirse conmigo, que se niegue a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga. **¡"Mujer, qué grande es tu fe"**““Pídame lo que quiera y yo se lo concederé”.** El que tenga oídos, que oiga."**Venid a mi todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré”.**"Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder del infierno no la derrotará.**Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo"**Ten piedad, Señor, y ayudanos a corregirnos!**Yo soy la puerta: quien entre por mí se salvará**Conviértanse, porque el Reino de los cielos está cerca.**Estad Alegres , hay que preparar los corazones para recibir al Señor.**Juan el Bautista, nos exhorta a preparar el camino del Señor que viene a salvarnos."El Señor llega para regir los pueblos con rectitud."**Que se alegren los que buscan al Señor“Levántate y vete: tu fe te ha salvado”. * hoy realza la humildad, la modestia y la mansedumbre del Señor. Junto a esto Jesús añade otra virtud: el desinterés cuando invitamos o damos algo a los demás. Ahora bien, Él es mucho más que eso, ya que esas virtudes las posee en esencia: Jesús es la humildad, la modestia y la mansedumbre.**«Tengan ceñida la cintura y encendidas las lámparas»«Señor, enséñanos a orar»**"Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón y con toda tu alma y con todas tus fuerzas y con todo tu ser. Y al prójimo como a ti mismo."**"Paz a este casa" Y si allí hay gente de paz, descansará sobre ellos vuestra paz** Tú eres Sacerdote Eterno según el rito de Melquisedec"**"Señor, dueño nuestro, ¡qué admirable es tu nombre en toda la tierra!"**Cuando venga el Espíritu de la verdad os guiará a la verdad completa»**«Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos.»**" DIOS ASCIENDE ENTRE ACLAMACIONES, EL SEÑOR, AL SON DE TROMPETAS.**Si alguno me ama, guardará mi Palabra "**Les doy un mandamiento nuevo: ámense los unos a los otros como yo los he amado.**“Mis ovejas escuchan mi voz, yo las conozco y ellas me siguen”, dice Jesús.**"Al que se sienta en el trono y al Cordero la alabanza, el honor, la gloria y el poder por los siglos de los siglos."**¡Dichosos los que crean sin haber visto.**Hemos resucitado con Cristo!“¡Felices Pascuas!”**."¡Bendito el que viene en nombre del Señor! ¡Hosanna en las alturas!" .**¡«El que esté sin pecado, que le tire la primera piedra».**Gustad y ved qué bueno es el Señor!**Yo-soy' me envía a vosotros".***ESTE ES MI ELEGIDO. ESCUCHENLO**«Os aseguro ningún profeta es bien mirado en su tierra."Tú eres mi Hijo muy querido.**Señor, tú que en este día revelaste a tu Hijo unigénito a los pueblos gentiles por medio de una estrella, concede a los que ya te conocemos por la fe poder contemplar un día, cara a cara, la hermosura infinita de tu gloria.**¡Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre!**«Alégrense siempre en el Señor. Vuelvo a insistir, alégrense. El Señor está cerca.**"Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo." «Estad siempre alertas**Yo soy Rey, pero mi Reino no es de este mundo, nos dice Jesús**“Sí, como dices, soy Rey. Yo para esto he nacido y para esto he venido al mundo: para dar testimonio de la verdad. Todo el que es de la verdad, escucha mi voz”.»**«Los demás han echado de lo que les sobra, pero ella ha dado todo lo que tenía para vivir»**«Anda, tu fe te ha curado».**"El hijo del hombre ha venido para dar su vida en rescate por todos.**"Anda, vende todo lo que tienes y luego sígueme»**Dejad que los niños se acerquen a mí: no se lo impidáis; de los que son como ellos es el Reino de Dios."Los preceptos del Señor alegran el corazón.**Dice el Señor: “Yo soy el Salvador de mi pueblo”.**Quien no coja su cruz y me siga no es digno de mí"."Ayúdanos a permanecer junto a ti, Señor.**Abres tú la mano, Señor, y nos sacias."**Mis ovejas escuchan mi voz, Yo las conozco y ellas me siguen», dice el Señor.**Dios llama a todos sus hijos para darles un lugar propio en la vida y en la Iglesia**Id y contad a Juan las cosas que habéis visto y oído: Los ciegos ven, los cojos andan, los sordos oyen, los muertos resucitan, y a los pobres se les anuncia el Evangelio…"««Mi carne es verdadera comida, y mi Sangre verdadera bebida; el que come mi Carne, y bebe mi Sangre, en Mí mora, y Yo en él.» (Jn 6, 56-57)**“Os aseguro que no volveré a beber del fruto de la vid hasta el día que beba el vino nuevo en el reino de Dios.***yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo".**Yo rogaré al Padre y les dará otro abogado que estará con ustedes para siempre”.**"Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos"**Paz a vosotros**"CRISTO HA RESUCITADO !!! ALELUYA !!**Bendito el que viene en el nombre del Señor**Si el grano de trigo cae en tierra y muere, da mucho fruto"**EL QUE REALIZA LA VERDAD, SE ACERCA A LA LUZ**Señor, tú tienes palabras de Vida eterna.**Maestro, ¡qué bien estamos aquí**Hijo, tus pecados quedan perdonados»**Jesús devuelve la salud, destruye el sufrimiento**«Vengan conmigo y los haré pescadores de hombres»**"He ahí el Cordero de Dios "¡Levántate, brilla, Jerusalén, que llega tu luz; la gloria del Señor amanece sobre ti!**El Señor tenga piedad y nos bendiga**Gloria a Dios en el cielo y en la tierra paz a los hombres que Dios ama. **"Allanad el camino del Señor"**"Aquí está la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra."**"Preparad el camino del Señor, allanad sus senderos."" **«Velen y estén preparados, porque no saben cuándo llegará el momento**"El señor es mi pastor, nada me falta.**Jesús anuncia que, a su vuelta, seremos examinados en el amor.**Dichoso el que teme al Señor "Estén, pues, preparados, porque no saben ni el día ni la hora».** el que se enaltece será humillado y el que se humilla será enaltecido».**Amarás al Señor, tu Dios, con todas tus fuerzas y al prójimo como a ti mismo, nos dirá Jesús."**El que come mi carne y bebe mi sangre tiene Vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día, dice el Señor.**"Señor, enséñanos a orar"**los últimos serán los primeros, y los primeros, los últimos».** Lo mismo hará mi Padre celestial con ustedes, si cada cual no perdona de corazón a su hermano». Hemos visto que la Iglesia también hoy, aunque sufra tanto, como sabemos, con todo es una Iglesia gozosa, no es una Iglesia envejecida, sino que hemos visto que la Iglesia es joven y que la fe crea alegría". S.S. Benedicto XVI**** FUERA DE LA CRUZ, NO HAY OTRA ESCALA POR DONDE SUBIR AL CIELO «****Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo, dice el Señor, quien coma de este pan vivirá para siempre.Entonces los justos brillarán como el sol en el Reino de su Padre. El que tenga oídos, que oiga». ¡Dichosos vuestros ojos, porque ven, y vuestros oídos, porque oyen! Mi yugo es suave, y mi carga ligera**TU eres SEÑOR, el PAN de VIDA !! **Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo, dice el Señor, quien coma de este pan vivirá para siempre. **El que cree en él no será juzgado; el que no cree ya está juzgado, porque no ha creído en el nombre del Hijo único de Dios. ***"Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo". **El que acepta mis mandamientos y los guarda, ése me ama**Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie va al Padre, sino por mí.dice Jesús**“Yo he venido para que tengan vida y la tengan en abundancia”, dice Jesús. **«Dichoso el que camina en la voluntad del Señor."** estemos dispuestos en todo los momentos de la vida, a ser luz y sal de la tierra.**Con un tono profético, Jesús proclama las actitudes que harán felices a sus seguidores**Tú crees porque me has visto; dichosos los que creen sin haber visto».**“No busquéis entre los muertos al que vive". ¡Dios lo ha resucitado! **Jesús le respondió: “Yo soy la resurrección El que cree en mí, aunque muera, vivirá; y todo el que vive y cree en mí, no morirá jamás. ¿Crees esto?” ** Dios no es "peligro" para nadie y todos pueden llegar a Él, dice el Papa**Dios es espíritu, y los que adoran, deben adorar en espíritu y verdad.” **Salir de ser buenos, para llegar a ser Santos**"Está escrito: "No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios."" ** "Al Señor, tu Dios, adorarás y a él solo darás culto."**“No todo el que me diga: "Señor, Señor, entrará en el Reino de los Cielos, sino el que haga la voluntad de mi Padre celestial.(San Mateo Cap 7, 21 al 27) **No podeis servir a Dios y al dinero ( Mt;6;24-34)**sed perfectos como es perfecto vuestro Padre celestial.”**Dichoso el que camina en la voluntad del Señor."** estemos dispuestos en todo los momentos de la vida, a ser luz y sal de la tierra.**Con un tono profético, Jesús proclama las actitudes que harán felices a sus seguidores.** “Convertíos, porque el Reino de los Cielos ha llegado.” **Dios es hoy, pero Dios es tambien manana**El Adviento es esperar a Dios**"Conviértanse, porque el Reino de los Cielos está cerca...” **“Estén prevenidos... estén preparados...” nos advierte amorosamente Jesús.**Dios cuida a sus fieles en la prueba y en la persecución**“La Palabra de Dios siempre es buena noticia**"El mundo se hace hermoso y bueno si se conoce esta voluntad de Dios y si el mundo corresponde a esta voluntad de Dios, que es la auténtica luz, la belleza, el amor, que da sentido al mundo. ." S.S. Benedicto XVI**"La liturgia nos une a la fiesta de Dios con toda la humanidad" **El rosario… es oración del corazón, en la que la repetición del "Ave María" orienta el pensamiento y el afecto hacia Cristo, y por tanto se hace súplica confiada a la Madre suya y nuestra." S.S. Benedicto XVI**Da lo máximo de típara vivir intensa y maravillosamente**Uno de ellos, viendo que estaba curado, se volvió alabando a Dios a grandes gritos...»**«La palabra del Señor permanece para siempre; y esa palabra es el Evangelio que os anunciamos.»"Como Obispo de Roma y Sucesor del apóstol Pedro reafirmo, como mis predecesores, el compromiso de la Iglesia de orar y actuar sin descanso para asegurar que nunca vuelva a reinar el odio en el corazón de los hombres." S.S. Benedicto XVI**VENID A MÍ TODOS LOS QUE TENÉIS SED**Dios nos ama a pesar de nuestros pecados, recuerda Benedicto XVI.**A ese Dios invisible, lo encontramos en las cosas más visibles y materiales.**El bien de la persona consiste en estar en la Verdad y en realizar la Verdad". **“Luchad por entrar por la puerta estrecha, porque, os digo, muchos pretenderán entrar y no podrán. **"Hemos visto que la Iglesia también hoy, aunque sufra tanto, como sabemos, con todo es una Iglesia gozosa, no es una Iglesia envejecida,sino que hemos visto que la Iglesia es joven y que la fe crea alegría". S.S. Benedicto XVI** "El Poderoso ha hecho obras grandes por mí; enaltece a los humildes.»**Iluminados para iluminar: Seamos el rostro de Cristo a una humanidad que no lo ha visto"**"Hemos visto que la Iglesia también hoy, aunque sufra tanto, como sabemos, con todo es una Iglesia gozosa, no es una Iglesia envejecida, sino que hemos visto que la Iglesia es joven y que la fe crea alegría". S.S. Benedicto XVI**Para Dios es muy importante que tu te sientas amado por El, porque es nuestro Padre. **"No somos todavía de manera plena hijos de Dios, pero tenemos que llegar a serlo cada vez más a través de nuestra comunión más profunda con Jesús. Ser hijos es equivalente a seguir a Cristo". S.S. Benedicto XVI**“El reino de Dios está dentro de vosotros” (Lc 17,21). **El programa del cristiano, aprendido de la enseñanza de Jesús, es "un corazón que ve" dónde hay necesidad de amor, y que actúa coherentemente" (Cf. ibídem 31). S.S. Benedicto XVI**El Señor es mi pastor, nada me falta: en verdes praderas me hace recostar; me conduce hacia fuente tranquilas y repara mis fuerzas.**Nos has salvado Señor; viniste para llevarnos por el camino de la luz, para traernos abundante paz; para redimirnos, y ser llevados contigo a la gloria.**La santidad consiste en la disposición del corazón. Santa Teresa de Lisieux**Buenos días, Virgen del Carmen. Por ti madrugamos. Queremos encontrarnos con la luz de tu mirada. Contigo la mañana es mañana de luz y de esperanza. Gracias por todo. Eres un regalo.**El Amor es la ciencia y la vocación del corazón humano ** Lo verdaderamente grande es creer que Jesús ha resucitado"**“nada te turbe, nada te espante, todo se pasa…”, Teresa de Jesus)“Os van a juzgar, como juzguéis vosotros” (Mt...**Alabad al Señor en su templo, alabadlo en su fuerte firmamento. Alabadlo por sus obras magníficas, alabadlo por su inmensa grandeza. ** “¡Oh Dios mío, Trinidad a quien adoro!... ¡Oh mis Tres, mi Todo, mi Bienaventuranza, Soledad infinita, Inmensidad donde me pierdo!” (Beata Isabel de la Trinidad). **"El Espíritu del Señor llena la tierra**«Contigo caminamos en esperanza, sabiduría y misión», lema del viaje apostólico de Benedicto XVI a Portugal en mayo: Fátima, Lisboa y Oporto, etapas de la visita**Aprender en la cruz la lección del amor de Dios”**“Me he sentido acogido en Malta como san Pablo”S.S. Benedicto XVI** “La Pascua es la verdadera salvación de la humanidad”***"Invoquemos a la Santísima Virgen María, para que nos alcance la gracia de experimentar la presencia de Cristo Resucitado en la Iglesia."*** "Que este tiempo penitencial sea para todos los cristianos un tiempo de auténtica conversión y de intenso conocimiento." S.S.Benedicto XVI, cuaresma 2010**«Contigo caminamos en la esperanza. Sabiduría y Misión»,**“Concédenos, Señor, el perdón y haznos pasar del pecado a la gracia y de la muerte a la vida” **“Recuerda que polvo eres y en polvo te convertirás"**“Arrepiéntete y cree en el Evangelio”."Verdaderamente, queridos amigos, los santos son los mejores intérpretes de la Biblia; éstos, encarnando en su vida la Palabra de Dios, la hacen más atrayente que nunca, de modo que habla realmente con nosotros." SS. Benedicto XVI, Enero 27, 2010**La santidad consiste en estar siempre alegres.( San Juan Bosco)**"La medida del amor es amar sin medida." (San Agustin)**"La amistad de Jesucristo sea cada día "luz y guía" para todos.(Benedicto XVI)**“Cada acto de amor del corazon humano es una sonrisa en el corazón de Dios”**La imagen del Niño Jesús, con la ternura de su infancia, nos permite además percibir la cercanía de Dios y su amor. Comprendemos lo preciosos que somos a sus ojos porque, precisamente gracias a él, nos hemos convertido a nuestra vez en hijos de Dios". S.S. Benedicto XVI**Amar a las familia significa saber estimar sus valores y posibilidades, promoviéndolas siempre.**Amar a la familia significa esforzarse por crear un ambiente favorable a su desarrollo.(Juan Pablo II) **Navidad no es "fábula" sino respuesta de Dios al hombre que busca verdadera paz, dice Benedicto XVI.**Él es el Señor y ella la sierva, Él es el Maestro y ella la discípula.*** ¡ Dichosa tú, que has creído, porque lo que te ha dicho el Señor se cumplirá !"** El aburrimiento no puede existir donde quiera que haya una reunión de buenos."**" Cada vez estoy más persuadido: la felicidad del Cielo es para los que saben ser felices en la tierra."** " camino prodigio de amor, de tus manos Madre vayamos a Dios."** "El anuncio del evangelio es la forma más grande de amor al prójimo"*** "A la tarde te examinarán en el amor; aprende a amar como Dios quiere ser amado y deja tu condición. (San Juan de la Cruz)**"Para mí la oración es un impulso del corazón, una sencilla mirada al cielo, un grito de agradecimiento y de amor en las penas como en las alegrías." (Santa Teresa de Liseaux)"**"Un cristiano fiel, iluminado por los rayos de la gracia al igual que un cristal, deberá iluminar a los demás con sus palabras y acciones, con la luz del buen ejemplo". (San Antonio de Padua) **El camino de la propia santificación es el santo misterio de la cruz.( Madre Maravillas de Jesús)**"La Iglesia ora, invoca a María, Estrella de la Esperanza, para que conduzca a la humanidad hacia el puerto seguro de la salvación, que es el Corazón de Cristo." S.S. Benedicto XVI"***El amor, para que sea auténtico, debe costarnos." No puedo parar de trabajar. Tendré toda la eternidad para descansar. (Madre Teresa de Calcuta)***" Qué difícil será para los ricos entrar en el Reino de Dios, nos dice Jesús."** "Tú eres el Dios de los oprimidos, el protector de los humillados, el defensor de los débiles, el apoyo de los abandonados, el salvador de los que no tienen esperanza. " ( Judit 9,11)***Sólo no se equivoca quien nada hace, ni se arriesga quien nada dice".** ¡" Ven, sigue a Cristo Redentor !**No hay gente débil y gente fuerte en lo espiritual, sino gente que no ora y gente que sí sabe orar." (San Alfonso)**"Dedícale tiempo al Dueño del Tiempo"**"El que canta, ama. Todo el que ha aprendido a amar la vida nueva, sabe cantar" (San Agustín)***"No entones las alabanzas divinas solo con la voz, acompaña también la voz con las obras. Si cantas solo con la voz, por fuerza tendrás al fin que callar; canta con la vida para no callar jamás.(San Agustin)***Nunca hay que decir « no me toca», sino « ¡Voy yo!»(Don Bosco)***"La vida es un camino duro que debemos andar"**"Dios no manda cosas imposibles, sino que, al mandar, te enseña a que hagas cuanto puedes, y a que pidas lo que no puedes". ( San Agustin ) ***"Dedícale tiempo al dueño del tiempo"**"No entones las alabanzas divinas solo con la voz, acompaña también la voz con las obras. Si cantas solo con la voz, por fuerza tendrás al fin que callar; canta con la vida para no callar jamás. (San Agustin)**La vida es riqueza, consérvala.** La vida es vida, defiéndela.(TERESA DE CALCUTA )**Cuando los cristianos lo pasamos mal, es porque no damos a esta vida todo su sentido divino.**"Es Cristo que pasa"**" ¡ Que dulce eres Señor para los que te buscan !, ¡qué serás para los que te encuentran!" **"El gran peligro del cristiano es predicar y no practicar, creer pero no vivir de acuerdo con lo que se cree"(San Antonio de Padua)**"Dios no manda cosas imposibles, sino que, al mandar, te enseña a que hagas cuanto puedes, y a que pidas lo que no puedes".**San Agustín decía: “En lo esencial, unidad; en lo opinable, libertad; pero en todo, caridad” ***"CRISTO HA RESUCITADO .....¡¡¡ ALELUYA !!!!***El que canta, ama. Todo el que ha aprendido a amar la vida nueva, sabe cantar".*** El amor es mas fuerte que la muerte"***Lo verdaderamente grande es creer que Jesús ha resucitado" ***"La Pascua,fiesta del amor redentor de Dios" ***"Que lleguemos a ser verdaderamente sacerdotes de la Nueva Alianza"***"Él es nuestra esperanza, Él es la verdadera paz del mundo"( Papa Benedicto XVI )***"El que pone antención en las cosas pequeñas llega a la perfección e corto tiempo. Muchos quisieran hacer cosas grandes, como predicaciones o penitencias, pero descuidan las cosas pequeñas. Quien desprecia lopeque

martes, 30 de septiembre de 2014

XXVII domingo del tiempo ordinario-ciclo A



El domingo de los viñadores asesinos
En la bahía de Nápoles viven la medusa y unos caracoles. Cuando los caracoles son pequeñitos la medusa se los traga con avidez pero no los puede digerir porque están protegidos por la concha Los caracoles se adhieren con fuerza al interior de la medusa y poco a poco comienzan a comérsela. Cuando ya son grandes se han comido por completo a la medusa
Nosotros somos también como la medusa, con avidez nos comemos nuestros caracolitos y éstos poco a poco se nos comen por dentro.
Llámelo alcohol, ira, avaricia, depresión, preocupación, ansiedad… Poco a poco va creciendo y nos va mordiendo.
Vivimos agitados internamente y con el tiempo somos devorados desde dentro por ese caracolito de concha no digestible que albergamos en nuestro interior.
“No se inquieten por cosa alguna; antes bien, en toda ocasión presenten a Dios sus peticiones, mediante la oración y la súplica, acompañadas de la acción de gracias”.
Todos tenemos dentro un caracol que nos quita el sueño, que nos roba la paz, que nos produce úlceras, que nos impide saludar a los hijos, que nos pone tristes, que nos devora y ahoga.
¿Cómo ilusionar a la comunidad para vivir la fe en Jesucristo con alegría?
¿Cómo atraer a los alejados a la Iglesia?
¿Cómo hacer para que mi esposo/a supere los celos?
¿Qué hacer para que mis hijos no dejen la escuela?
¿Dónde encontrar un trabajo digno?
¿Y si tengo cáncer?
San Pablo nos dice hoy: “No se inquieten por nada”.
Según una encuesta reciente, el 40% de las cosas que nos preocupan nunca suceden; el 30% son cosas que ya pasaron y de nada sirve preocuparse; el 12% se refiere a la opinión que los otros tienen sobre mí; el 10% son preocupaciones sobre las enfermedades reales o imaginarias; sólo el 8% son cosas dignas, hasta cierto punto, de tomarse en cuenta. Y se solucionan con el esfuerzo humano.
No se preocupe por el próximo año. No ha llegado y no puede hacer nada.
No se preocupe por el destino de su equipo de fútbol. No puede hacer nada.
No se preocupe de lo que piensan de usted. No puede hacer nada.
“Presente sus necesidades a Dios y el Dios de la paz estará con usted”.
Lo que nuestra preocupación no puede conseguir se consigue por la oración y en la oración: la paz del espíritu y la liberación del peso inútil de la amargura.
Centrar las energías en lo que es “bueno, justo, verdadero, puro y amable”.
Miren los pájaros del cielo que no”…
Dios se preocupa de nosotros. Oren en la tribulación, oren en las preocupaciones.
La oración es el antiveneno para destruir la concha no digestible del caracol que lleva dentro. Viva en la presencia del Dios de la paz.
Aquí venimos a muchas cosas, pero una muy importante es descansar en Dios, descansar del ajetreo de la vida y dejar la preocupación del ayer y del mañana en las manos del Dios de la paz y disfrutar de la paz que sólo Dios puede ofrecer.
“Escuchen otra parábola, otro cuento”.
El dueño de la viña es Dios. La viña, hoy, somos nosotros, esta comunidad .
Es el cuento de la inversión y la alegría de Dios.
Dios no invierte su amor, sus promesas y su perdón en la bolsa de Wall Street.
Dios no invierte su palabra y su tiempo en casas o en joyas.
Dios no invierte la sangre de su hijo en negocios millonarios.
Dios invierte todo, apuesta todo, da todo en sus hijos, en nosotros.
Dios ha plantado su vida, su espíritu en el corazón de cada uno de nosotros, en esta comunidad, en su Iglesia.
Y cada domingo viene a visitar su viña, a ver cómo crece, a deleitarse con sus frutos.
Los frutos que espera son: justicia y fidelidad, amor y compasión, generosidad y perdón.
Tal vez no tenemos nada que ofrecer y no podemos pagar la renta. Dios tiene paciencia, pero volverá el próximo domingo a ver si su inversión de amor ha producido algún fruto.
Este cuento es también el cuento de la desilusión de Dios. La desilusión de una inversión inútil, de un amor no correspondido, de la falta de frutos.
Nosotros somos la viña mimada por Dios, no desánimo, nos da mil oportunidades para florecer.
Yo no quiero que el amor que Dios ha invertido en mí se malgaste. ¿Y usted?

Liturgia de las Horas: 3ra. Semana del Salterio
Color: Verde
Santoral
ENTRADA
Bienvenidos hermanos a la celebración de la Eucaristía.
Venimos a la iglesia a alimentar nuestra vida para dar frutos que agraden a nuestro Dios.
Venimos a aprender a respetar y amar al Hijo, al heredero, a Jesucristo.
Abramos el oído y el corazón a Dios, presente aquí, y guía de nuestros pasos ahí afuera.
Entonemos juntos el canto de entrada.
PRIMERA LECTURA
Nosotros somos la viña del Señor. Somos su plantación elegida. A nosotros nos juzga, hoy, el dueño de la viña, Dios. Aceptemos nuestra responsabilidad y respondamos con amor al amor con que Dios nos cuida.
Escuchemos la proclamación de la Palabra de Dios.
Voy a cantar en nombre de mi amigo un canto de amor a su viña. Mi amigo tenía una viña en fértil collado. La entrecavó, la descantó, y plantó buenas cepas; construyó en medio una atalaya y cavó un lagar. Y esperó que diese uvas, pero dio agrazones.
Pues ahora, habitantes de Jerusalén, hombres de Judá, por favor, sed jueces entre mí y mi viña. ¿Qué más cabía hacer por mi viña que yo no lo haya hecho? ¿Por qué, esperando que diera uvas, dio agrazones? Pues ahora os diré a vosotros lo que voy a hacer con mi viña: quitar su valla para que sirva de pasto, derruir su tapia para que la pisoteen. La dejaré arrasada: no la podarán ni la escardarán, crecerán zarzas y cardos; prohibiré a las nubes que lluevan sobre ella. La viña del Señor de los ejércitos es la casa de Israel; son los hombres de Judá su plantel preferido. Esperó de ellos derecho, y ahí tenéis: asesinatos; esperó justicia, y ahí tenéis: lamentos.
Palabra de Dios
SEGUNDA LECTURA
Pablo invita a esta comunidad a recurrir a Dios siempre, a presentarle nuestra oración y nuestra acción de gracias. Acudamos también a él en nuestras dificultades y en nuestras tentaciones.
Escuchemos la proclamación de la Palabra de Dios.
SEGUNDA LECTURA
LECTURA DE LA CARTA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS FILIPENSES 4, 6-9
Hermanos: Nada os preocupe; sino que en toda ocasión, en la oración y súplica con acción de gracias, vuestras peticiones sean presentadas a Dios. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo juicio, custodiará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.
Finalmente, hermanos, todo lo que es verdadero, noble, justo, puro, amable, laudable; todo lo que es virtud o mérito, tenedlo en cuenta. Y lo que aprendisteis, recibisteis, oísteis y visteis en mí, ponedlo por obra. Y el Dios de la paz estará con vosotros.

EVANGELIO
Hoy la Palabra denuncia la terquedad y el endurecimiento de corazón de los trabajadores de la viña.
¿Quién no ha pensado alguna vez que lo haría mejor que su jefe?
En el Reino de Dios sólo hay un jefe, un Señor, Jesucristo.
Y aunque a veces no le entendemos, no le podemos sustituir por otro. Jesucristo es el Señor para gloria de Dios Padre.
Escuchemos la proclamación del evangelio.
En aquel tiempo dijo Jesús a los sumos sacerdotes y a los senadores del pueblo: Escuchad otra parábola: Había un propietario que plantó una viña, la rodeó con una cerca, cavó en ella un lagar, construyó la casa del guarda, la arrendó a unos labradores y se marchó de viaje. Llegado el tiempo de la vendimia, envió a sus criados a los labradores para percibir los frutos que le correspondían. Pero los labradores, agarrando a los criados, apalearon a uno, mataron a otro, y a otro lo apedrearon, envió de nuevo otros criados, más que la primera vez e hicieron con ellos lo mismo. Por último, les mandó a su hijo diciéndose; “Tendrán respeto a mi hijo”. Pero los labradores, al ver al hijo, se dijeron: “Este es el heredero; venid, lo matamos y nos quedamos con su herencia”. Y, agarrándolo, lo empujaron fuera de la viña y lo mataron.
Y ahora, cuando vuelva el dueño de la viña, ¿qué hará con aquellos labradores? Le contestaron: -Hará morir de mala muerte a esos malvados y arrendará la viña a otros labradores que le entreguen los frutos  a sus tiempos.
Y Jesús les dice; -¿No habéis leído nunca en la Escritura: “La piedra que desecharon los arquitectos es ahora la piedra angular. Es el Señor quien lo ha hecho, ha sido un milagro patente”?
PALABRA DEL SEÑOR.
ORACIÓN DE LOS FIELES
  1. Oremos por la Iglesia, por el Papa y los obispos y sacerdotes para que den buen ejemplo con su vida al pueblo de Dios.
  2. Oremos por los gobernantes para que busquen la paz y la justicia para todos.
  3. Oremos por esta comunidad del Pilar para que produzcamos frutos de amor y de servicio a los hermanos.
  4. Oremos por los niños y jóvenes para que con nuestra ayuda y ejemplo se sientan parte de la Iglesia.
  5. Oremos por los difuntos de nuestra parroquia y por (nombres…) para que el Señor en su amor les dé el premio de la resurrección.
MONICION A LAS OFRENDAS:  
 Cristo no tiene manos, tiene sólo nuestras manos para construir un mundo nuevo donde habite la justicia. Cristo no tiene pies, tiene sólo nuestros pies para poner en marcha a los oprimidos por el camino de la libertad. Cristo no tiene labios, tiene sólo nuestros labios para proclamar el evangelio a todas las personas. Cristo no tiene medios, tiene sólo nuestra acción para lograr que todos los hombres sean hermanos.
MONICION AL PADRE NUESTRO :                                                                      He llamado a tu puerta, Señor, y queremos decirte PADRE NUESTRO. Padre Nuestro, Padre de Jesús, tu enviado; Padre de todos los bautizados, pasados, presentes y futuros; Padre de los que ignoran; Padre de los que te combaten; Padre de todos los hombres, desde la aurora de los tiempos hasta su terminación. QUEREMOS DECIRTE CON JESÚS LA ORACIÓN QUE NOS ENSEÑÓ.
MONICION DE DESPEDIDA:
Jesús se entregó por todos. Hasta por sus enemigos, por aquellos que conspiraron para llevarle a la muerte y a una muerte en cruz. Eso nos ha enseñado la parábola de los viñadores asesinos…Jesús murió perdonándoles y el mundo pudo salvarse gracias a su Amor de Dios.

FELIZ DOMINGO EN EL SEÑOR !!

En el evangelio de este Domingo 27 del Tiempo Ordinario, el evangelista San Mateo va narrando los últimos combates del Maestro de Nazaret contra los responsables del poder religioso judío que buscaban matarle. Jesús de Nazaret, por el contrario, aceptaba la lucha no por Él, sino por ellos. Pensaba que, tal vez, haciéndoles ver la cruda realidad se convirtieran. Pero no fue así. Jesús profetizó su muerte en la parábola de los viñadores asesinos. Y, en efecto, le sacaron de la viña del Señor –de Jerusalén—y le mataron fuera como también profetizó mucho antes la Escritura.

miércoles, 24 de septiembre de 2014

XXVI domingo del tiempo ordinario - ciclo A

Liturgia de las Horas: 2da. Semana del Salterio
Color: Verde
Santoral

El domingo de la sinceridad
En un viaje hacia Madrid, a la hora de la cena, la azafata me preguntó: ¿desea cenar?
Yo le pregunté: ¿cuáles son las opciones?
“Sí o no”, esas son las opciones, contestó la azafata.
Tenemos el poder de elegir. Un no siempre puede convertirse en un sí.
El primer hijo de la parábola está representado por los ancianos, los sacerdotes, los escribas, los conocedores de las Escrituras, los exploradores de todas las minucias de la Ley. Sus vidas aparentemente eran un sí.
Sus mentes y sus corazones no cambiaron y sus corazones no se transformaron ante el mensaje de Jesús.
Jesús fue para ellos una decepción, no era su Mesías.
El segundo hijo representa a los recaudadores de impuestos y prostitutas, gente sencilla y sin pretensiones intelectuales… Sus vidas aparentemente eran un no.
Juan Bautista predicó la conversión, la opción del sí a Jesús.
Nuestra primera reacción es decir “no” al evangelio de Jesús.
¿Por qué? Porque es duro cargar con la cruz, es duro amar a los enemigos, es duro perdonar siempre, es duro orar por los que nos persiguen, es duro hacer siempre el bien…
¿Qué clase de mundo nos hace decir no?
El mundo de la violencia, de los niños hambrientos, el de la droga…
El evangelio de hoy nos invita a vivir en el sí, en una obediencia no de palabras sino una obediencia en acción.
Si decimos “sí” a Dios amor, debemos decir no al rechazo a los hermanos, a los que no nos caen bien.
Si decimos “sí” al perdón ofrecido en la cruz, debemos decir no al deseo de venganza.
Si decimos “sí” al Dios de la vida, debemos decir no a todo lo que mata la vida y la verdadera felicidad.
Si decimos “sí” a la invitación que Dios nos hace a trabajar en su Iglesia, debemos decir no a la pereza, a la comodidad y a la haraganería.
Si decimos “sí” a todo lo que engendra paz y alegría, debemos decir no a todo lo que destruye la paz y divide a los hombres.
Si decimos “sí” al amor en el matrimonio, debemos decir no a las aventuras extramatrimoniales.
Jesús es el hombre del “sí” dice San Pablo.
Sí y no, las dos palabras más poderosas e importantes que podemos decir.
Dios dice “sí” a sus hijos, a todos.
Nosotros somos invitados en este domingo a decir a Dios nuestro sí de todo corazón y decirlo con nuestra vida.
El privilegio del pecador es poder cambiar, decir sí.
El joven Teophanos sólo tenía un deseo, entregarse por completo a Dios.
Así que un día se dirigió a un monasterio.
Fue recibido por un viejo monje que le preguntó: ¿Qué quiere usted?
Quiero entregarme a Dios, le contestó el joven.
Éste esperaba que fuera amable y paternal, pero el viejo monje le gritó: AHORA.
Luego alcanzó un palo y le perseguía diciendo: AHORA, AHORA.
Después de muchos años de monje aún le sigue por doquier diciéndole: AHORA.
Y es que las cosas de Dios no hay que dejarlas para mañana.
El sí a Dios, si es verdadero, hay que dárselo ya, ahora.
ENTRADA
Hermanos, con humildad pero con alegría hemos venido a celebrar nuestra fe, a alimentar nuestra esperanza y a vivir juntos la fiesta que el Señor ha preparado para nosotros.
Nuestra presencia en la iglesia, en este domingo, es una alabanza a nuestro Dios, una acción de gracias por la vida y las bendiciones recibidas de Dios y una llamada constante a la conversión.
Comencemos entonando el canto de entrada.
PRIMERA LECTURA
Escuchen, pues, comunidad del Pilar nos dice el profeta Ezequiel.
Apártense de los malos caminos. Abran los ojos, pidan perdón y déjense perdonar por Dios.
Escuchemos la proclamación de la Palabra de Dios.

Así dice el Señor:
--Comentáis: no es justo el proceder del Señor. Escucha, casa de Israel: ¿es injusto mi proceder?, ¿o no es vuestro proceder el que es injusto? Cuando el justo se aparta de su justicia, comete la maldad y muere, muere por la maldad que cometió. Y cuando el malvado se convierte de la maldad que hizo y practica el derecho y la justicia, él mismo salva su vida. Si recapacita y se convierte de los delitos cometidos, ciertamente vivirá y no morirá.
Palabra de Dios
SEGUNDA LECTURA
Pablo invita a las comunidades a vivir un mismo amor, un mismo espíritu, un mismo sentir. No porque sea bonito sino porque es la voluntad de Dios, porque para esto vino Jesucristo y porque toda lengua está llamada a proclamar que Jesús es el único Señor.
Escuchemos la proclamación de la Palabra de Dios.
Hermanos:
Si queréis darme el consuelo de Cristo y aliviarme con vuestro amor, si nos une el mismo Espíritu y tenéis entrañas compasivas, dadme esta gran alegría: manteneos unánimes y concordes con un mismo amor y un mismo sentir. No obréis por envidia ni por ostentación, dejaos guiar por la humildad y considerad siempre superiores a los demás. No os encerréis en vuestros intereses, sino buscad todos el interés de los demás. Tened entre vosotros los sentimientos propios de Cristo Jesús.
Él, a pesar de su condición divina, no hizo alarde de su categoría de Dios; al contrario, se despojó de su rango y tomó la condición de esclavo, pasando por uno de tantos. Y así, actuando como un hombre cualquiera, se rebajó hasta someterse incluso a la muerte, y una muerte de cruz. Por eso Dios lo levantó sobre todo y le concedió el "Nombre-sobre-todo-nombre"; de modo que al nombre de Jesús toda rodilla se doble --en el Cielo, en la Tierra, en el Abismo-- y toda lengua proclame: “Jesucristo es Señor, para gloria de Dios Padre”.
Palabra de Dios.
EVANGELIO
Jesús avisa a los sacerdotes que no basta hablar de Dios y sentirse dueños de la viña. Hay que trabajar en la viña del Señor y hay que cuidarla.
Para entrar en el Reino de Dios hay que obedecer a Dios, hacer su voluntad y vivir como miembro activo de la iglesia.
Escuchemos la proclamación del evangelio.
En aquel tiempo, dijo Jesús a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo:
--¿Qué os parece? Un hombre tenía dos hijos. Se acercó al primero y le dijo: "Hijo, ve hoy a trabajar en la viña". Él le contestó: "No quiero." Pero después recapacitó y fue. Se acercó al segundo y le dijo lo mismo. Él le contestó: "Voy, señor." Pero no fue. ¿Quién de los dos hizo lo que quería el padre?
Contestaron:
-- El primero.
Jesús les dijo:
-- Os aseguro que los publicanos y las prostitutas os llevan la delantera en el camino del reino de Dios. Porque vino Juan a vosotros enseñándoos el camino de la justicia, y no le creísteis; en cambio, los publicanos y prostitutas le creyeron. Y, aun después de ver esto, vosotros no recapacitasteis ni le creísteis.
Palabra del Señor.
ORACIÓN DE LOS FIELES
  1. Oremos por todos los cristianos para que como individuos y como comunidad de fe crezcamos en generosidad e imitemos a Jesús que se vació por nosotros.
  2. Oremos para que con la gracia de Dios dejemos nuestros malos caminos y hagamos lo que es bueno y justo.
  3. Oremos por las personas que dedican su tiempo y sus talentos a mejorar nuestra parroquia.
  4. Oremos por los niños y jóvenes de nuestra comunidad para que crezcan y se formen como cristianos.
  5. Oremos por los difuntos de la comunidad, y (nombres…) para que, admitidos en el reino de la vida, vivan la alegría de los redimidos. 
    MONICION DE LAS OFRENDAS
     Al presentar nuestras ofrendas ante el altar, recordemos si hemos ofendido a nuestro prójimo. Pidamos perdón; perdonemos de corazón. Y entonces nuestra ofrenda será agradable a los ojos del Señor.
    MONICION AL PADRE NUESTRO:
                 La oración del Padrenuestro es un resumen de todo el evangelio rezado. En ella llamamos Padre a Dios y le decimos "nuestro", que es como reconocerse todos hermanos. Nos la enseñó Jesús. Y ahora nosotros la vamos a rezar al Padre con la misma actitud que tuvo Jesús.

    MONICION A LA PAZ:
       Cuando tengamos un corazón grande para amar y humilde para perdonar, pediremos a Dios la paz. Y él nos dará una paz sin límites: La paz de Jesús.
     MONICION DE DESPEDIDA :
    Jesús nos ha enseñado hoy que la sinceridad y el arrepentimiento son dos enormes virtudes. Hemos de tenerlo muy en cuenta. 

    FELIZ DOMINGO EN LA PAZ DEL SEÑOR !!

martes, 16 de septiembre de 2014

XXV domingo del tiempo ordinario - Ciclo A



Liturgia de las Horas: 1ra. Semana del Salterio
Color: Verde
Santoral
El domingo del trabajo en la viña del Señor.
La Eucaristía de este Domingo 25 del Tiempo Ordinario, nos ofrece la enseñanza, no fácil, que aparece en la parábola del Trabajo en la Viña. Nos cuenta que se han ido incorporando al trabajo los operarios del viñedo a distintas horas del día. Y al final de la jornada, todos los trabajadores, incluso los que sólo estuvieron una hora, reciben el mismo salario: un denario. Ello produce el estupor y la protesta de los trabajadores que llegaron a primera hora. Y también sorprendió a los que escuchaban a Jesús en esos momentos. A nosotros mismos nos inquieta igualmente y nos hace dudar de la justicia del Señor. Pero el significado de la parábola no es de justicia social, sino de salvación. Y se salvan igualmente los que llegan en el último momento. Jesús nos está esperando desde siempre…
Son muchas las cosas de la vida que nos sorprenden y escandalizan.
Imagínense la alegría de un estudiante que ha preparado a conciencia un trabajo durante una semana y el profesor le premia con un 10. Pero su alegría se desvanece cuando uno de sus compañeros que ha dedicado una hora recibe también otro 10. No es justo, piensa el primero.
Imagínense un feligrés de toda la vida que colabora en mil asuntos de la parroquia y llega uno nuevo y el párroco le da más confianza y responsabilidades que a él. Qué falta de consideración y respeto con los de siempre.
Imagínense los escándalos financieros. Leía yo en el periódico que un ejecutivo de GM no sólo recibía un sueldo millonario sino que además la compañía le pagaba un apartamento, el colegio de los hijos, una limusina y un avión particular.
¿Qué pensarían los pequeños inversionistas de GM? Injusto, un robo.
Imagínense un cura que va al cielo y San Pedro lo coloca en un rincón y a un taxista lo coloca en la sección V.I.P. ¿Acaso no merece el cura un sitio mejor? San Pedro le dice, cuando tú predicabas la gente dormía a pierna suelta, pero mientras el taxista conducía la gente oraba sin parar.
Nuestra primera reacción ante muchas situaciones de la vida es gritar: No es justo. Vaya fraude.
Y tenemos razón. Vivimos en un mundo de injusticias. Todos somos víctimas de la injusticia humana.
La palabra de Dios en esta historia de Mateo nos sorprende y escandaliza.
Los trabajadores de última hora reciben los mismos euros que los que trabajaron todo el día No comprenden ni la generosidad ni la extravagancia de semejante patrón.
Éstas son cosas que no suceden en el mundo real. En el mundo real hay explotación y, a veces, uno no recibe ni lo que se merece.
Aquí y ahora, en la iglesia, en cierto sentido no estamos en el mundo real ni hablamos de los patronos salvajes de este mundo.
Aquí estamos hablando del Reino de Dios. Nuestro patrón es Dios y no se parece en nada a los tiburones del mundo real.
Aquí estamos en el mundo de Dios que es también el mundo real, el mundo de los hijos de Dios.
Según el evangelio que hemos proclamado, nuestra lección para hoy, Dios no es un capataz cruel, no es un juez sin entrañas, no es un policía inculto, Dios es un padre siempre generoso, siempre sorprendente, siempre extravagante.
Jesús, hoy, nos avisa y alecciona: cuidado con aquellos que creen conocer a Dios muy bien.
A Dios nunca lo conoceremos muy bien. No esperen justicia de mi Padre y de su Padre. Esperen, sí, compasión y amor.
No piensen que se lo merecen. Es un don que Dios da a los de siempre y a los que creemos que no son dignos.
No confíen en sus méritos y en sus muchos trabajos. Sitúense ante Dios como niños que todo lo esperan de sus padres.
No calculen las horas que han trabajado ni la recompensa que les espera. Dios recompensa a todos los que lo buscan con un corazón sincero.
Nosotros, los de la primera hora, los que acudimos al área de descanso todos los domingos a celebrar a nuestro Dios, los que estamos en los caminos del Señor, nosotros queremos celebrar la extravagancia de Dios.
Queremos alegrarnos con los de la última hora aunque reciban el mismo salario que nosotros.
Queremos que todos acudan a la viña del Señor y reciban su paga.
El amor grande y el perdón generoso de Dios en esta parábola y en la vida real es todo corazón. No cuente las horas trabajadas, mire sólo el corazón.
Dios sufre ante las injusticias y se ríe de nuestra justicia. Y es corazón para todos.
Hagan algo extravagante, a imagen de Dios, para con sus familiares, amigos, vecinos… a lo largo de este domingo.
ENTRADA
Hermanos, felices los que cada domingo salen de sus casas para encontrarse con el Señor en la casa de oración.
Felices los que cada domingo se sienten invitados a compartir la mesa del Señor.
Felices nosotros los que estamos aquí para alabar y dar gracias al Padre bueno que nos convoca y  nos congrega en su iglesia.
Agradecidos vamos a celebrar nuestra fiesta con el Señor y con la alegría que él pone en nuestros corazones.
Entonemos el canto de entrada.
PRIMERA LECTURA
Invitación del profeta a buscar a Dios.
Invitación de la Iglesia a vivir nuestra diaria conversión.
Invitación a abrir el oído a la Palabra de Dios.
Escuchemos la proclamación de la Palabra de Dios.
Buscad al Señor mientras se le encuentra, invocadlo mientras esté cerca; que el malvado abandone su camino, y el criminal sus planes; que regrese al Señor, y él tendrá piedad; a nuestro Dios, que es rico en perdón. Mis planes no son vuestros planes, vuestros caminos no son mis caminos --oráculo del Señor--. Como el cielo es más alto que la tierra, mis caminos son más altos que los vuestros, mis planes, que vuestros planes.
Palabra de Dios.
SEGUNDA LECTURA
Pablo manifiesta su completa confianza en Dios. Su vida y su muerte pertenecen  a Cristo. Se siente servidor del evangelio y será fiel hasta el fin.
Escuchemos la proclamación de la Palabra de Dios.
Hermanos:
Cristo será glorificado en mi cuerpo, sea por mi vida o por mi muerte. Para mí la vida es Cristo, y una ganancia el morir. Pero, si el vivir esta vida mortal me supone trabajo fructífero, no sé qué escoger. Me encuentro en ese dilema: por un lado, deseo partir para estar con Cristo, que es con mucho lo mejor; pero, por otro, quedarme en esta vida veo que es más necesario para vosotros. Lo importante es que vosotros llevéis una vida digna del Evangelio de Cristo.
Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL
SALMO 144
R.- CERCA ESTÁ EL SEÑOR DE LOS QUE LO INVOCAN.

EVANGELIO
El Señor nos enseña con esta parábola que el Reino de Dios no es cuestión de recibir un gran salario, sino de recibir la justicia, la gracia y la amistad de Dios.
La generosidad de Dios es siempre más grande de lo que nosotros pensamos, es más que un puñado de euros.
Todos invitados a la viña, todos el mismo salario,  todos la misma recompensa.
Escuchemos la proclamación del evangelio.
En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos esta parábola. El Reino de los cielos se parece a un propietario que salió a contratar jornaleros para su viña. Después de ajustarse con ellos en un denario por jornada, los mandó a la viña. Salió otra vez a media mañana, vio a otos que estaban en la plaza sin trabajo, y les dijo: -Id también vosotros a mi viña, y os pagaré lo debido.
Ellos fueron. Salió de nuevo hacia mediodía y a media tarde, e hizo lo mismo. Salió al caer la tarde y encontró a otros, parados, y les dijo: -¿Cómo es que estáis aquí el día entero sin trabajar?
Le respondieron: -Nadie nos ha contratado.
Él les dijo: -Id también vosotros a mi viña.
Cuando oscureció, el dueño dijo al capataz: -Llama a los jornaleros y págales el jornal, empezando por los últimos y acabando por los primeros.
Vinieron los del atardecer, y recibieron un denario cada uno. Cuando llegaron los primeros pensaban que recibirían más, pero ellos también recibieron un denario cada uno. Entonces se pusieron a protestar contra el amo: -Estos últimos han trabajado sólo un hora y los has tratado igual que a nosotros, que hemos aguantado el peso del día y el bochorno.
Él replicó a uno de ellos: - Amigo, no te hago ninguna injusticia. ¿No nos ajustamos en un denario? Toma lo tuyo y vete. Quiero darle a este último igual que a ti. ¿Es que no tengo libertad para hacer lo que quiera en mis asuntos? ¿O vas a tener tú envidia porque yo sea bueno? Así, los últimos serán los primeros y los primeros los últimos.
Palabra del Señor.

ORACIÓN DE LOS FIELES
  1. Dios del perdón, reconcilia y pon la paz en tantos lugares de nuestro mundo devastado por la guerra y los odios.
  2. Dios del misterio, abre nuestros corazones para que pensemos y actuemos como Tú.
  3. Dios de la generosidad, haznos a cada uno de nosotros y a nuestras instituciones de manera que tratemos a todos y a los más necesitados como Tú los tratas.
  4. Dios de la vida, pon confianza en los desesperados y sostén la esperanza de los moribundos.
  5. Dios de la resurrección, da la vida eterna a nuestros difuntos .




Feliz domingo en la paz del Señor !!







miércoles, 10 de septiembre de 2014

14 de Setiembre - Exaltacion de la Cruz

Érase una vez un joven indio que se fue a la montaña para prepararse y orientarse antes de empezar la etapa adulta de la vida.
En la soledad ayunó y oró.
Al tercer día decidió medir sus fuerzas y luchar contra la montaña y escalar su cima nevada. Lo logró y contempló el mundo a sus pies. Su corazón se hinchó de alegría. Oyó un ruido, miró y vio una serpiente.
Estoy a punto de morir”, susurró la serpiente. Hace mucho frío para mí, ponme debajo de tu camisa y llévame al valle.
No, dijo el joven. Te conozco. Si te cojo me morderás y moriré.
No, dijo la serpiente. Si me ayudas, serás alguien muy querido para mí y no te haré daño.
El joven se resistía pero esta serpiente era muy persistente y cariñosa. Finalmente el joven la creyó y la cobijó bajo su camisa y juntos bajaron al valle. De repente la serpiente se enroscó y mordió el pecho del joven. Pero tú me prometiste…
Tú sabías cómo soy cuando me recogiste, dijo la serpiente y desapareció.
Así son las promesas de los hombres, palabras engañosas y hermosas, prometen lo que no pueden dar, prometen ser lo que no son y todos, alguna vez, nos hemos dejado morder por alguna serpiente mentirosa. Todos llevamos en el corazón un poco de veneno que no nos deja ser felices.
Los viajeros del desierto, nos ha dicho el libro de los Números, llevaban en el corazón el veneno de la queja y de la falta de confianza en Dios. Querían volver a las falsas promesas y a la falsa seguridad de Egipto y Dios les envió las serpientes para que levantaran los ojos a lo alto, al Dios siempre más grande, al Dios siempre fiel y salvador.
Nosotros los viajeros de hoy, muchas veces cansados, muchas veces quejándonos de todo, muchas veces desconfiando de Dios, muchas veces tentados de buscar otros dioses, muchas veces engañados por otros y engañando a los otros, envenenados por la avaricia, la lujuria, la bebida, la pereza y la irresponsabilidad…
Nosotros, a pesar de todo, venimos a la iglesia a aprender del “que se hizo obediente hasta la muerte y una muerte de cruz”, venimos a “mirar al que levantaron, a Jesucristo, para que el que crea en él tenga vida eterna”.
Hoy, 14 de septiembre, recordamos y celebramos la fiesta de la Exaltación de la Cruz y más que la cruz celebramos al que fue levantado en la cruz: Jesucristo, el Hijo de Dios que vino no a condenarte sino a salvarte, que vino sólo por amor.
Contra el veneno de los ídolos está el contraveneno del amor.
Contra el veneno de las falsas promesas de todas las serpientes está el contraveneno de la promesa fiel y segura de Dios.
Contra el veneno de los amores pequeños y de mero placer está el contraveneno del amor verdadero de la sangre de Cristo.
Contra el veneno de mirar al suelo y a lo pasajero está el contraveneno de mirar hacia arriba, a la cruz, al crucificado, al que me ama siempre.
La cruz de Cristo está siempre ahí presente para recordarte la muerte, pero también la resurrección, el sufrimiento, pero también la gloria y sobre todo el amor.
La cruz de Cristo, hablamos de ella, pero el Señor nos invita a cargar con nuestra cruz y a seguirle.
¿Tu cruz?
No está hecha a medida como los zapatos. Lo importante es que tú estés a la medida de Cristo.
Liturgia de las Horas: 4ta. Semana del Salterio
Color: Rojo
Santoral
ENTRADA
Bienvenidos hermanos a la celebración de la fiesta de Jesús y de sus seguidores. Esta es nuestra fiesta en honor del Señor.
La liturgia de hoy nos invita a celebrar el triunfo de la cruz, símbolo de nuestra fe.
La sociedad nos predica que lo importante es ganar y ser el primero.
La Palabra de Dios nos predica otra victoria, la victoria de la cruz.
La comunidad se reúne, hoy, para contemplar al que se vació, se dio y triunfó, a Jesucristo.
Comencemos nuestra Eucaristía con el canto de entrada.
PRIMERA LECTURA
El pueblo arde en protestas contra Dios en su viaje por el desierto hacia la libertad.
Y una vez más tiene que pedir perdón, levantar los ojos al cielo y abrirse a la acción salvadora de Dios.
No es la serpiente levantada sino el Dios compasivo el que sana nuestra rebeldía.
Escuchemos la proclamación de la Palabra de Dios.
En aquellos días, el pueblo estaba extenuado del camino, y habló contra Dios y contra Moisés:
--¿Por qué nos has sacado de Egipto para morir en el desierto? No tenemos ni pan ni agua, y nos da náusea ese pan sin cuerpo.
El Señor envió contra el pueblo serpientes venenosas, que los mordían, y murieron muchos israelitas. Entonces el pueblo acudió a Moisés, diciendo:
--Hemos pecado hablando contra el Señor y contra ti; reza al Señor para que aparte de nosotros las serpientes.
Moisés rezó al Señor por el pueblo, y el Señor le respondió:
--Haz una serpiente venenosa y colócala en un estandarte: los mordidos de serpiente quedarán sanos al mirarla.
Moisés hizo una serpiente de bronce y la colocó en un estandarte. Cuando una serpiente mordía a uno, él miraba a la serpiente de bronce y quedaba curado.
Palabra de Dios

SALMO RESPONSORIAL
SALMO 77
R.- NO OLVIDÉIS LAS ACCIONES DEL SEÑOR.


SEGUNDA LECTURA 
Vamos a proclamar el himno del triunfo de Jesús como el Cristo, el Señor.
Jesús es el Dios que se vacía, se humilla, es exaltado y glorificado y al que todos nosotros miramos, amamos y llamamos: Jesucristo mi Señor.
Escuchemos la proclamación de la Palabra de Dios.
Cristo, a pesar de su condición divina, no hizo alarde de su categoría de Dios; al contrario, se despojó de su rango y tomó la condición de esclavo, pasando por uno de tantos. Y así, actuando como un hombre cualquiera, se rebajó hasta someterse incluso a la muerte, y una muerte de cruz. Por eso Dios lo levantó sobre todo y le concedió el "Nombre-sobre-todo-nombre"; de modo que al nombre de Jesús toda rodilla se doble en el cielo, en la tierra, en el abismo, y toda lengua proclame: Jesucristo es Señor, para gloria de Dios Padre.
Palabra de Dios
EVANGELIO
Jesús es el hombre levantado en alto para nuestra salvación.
Jesús es el hombre enviado para salvar al mundo.
Jesús es el hombre crucificado para que tengamos vida eterna.
Escuchemos la proclamación del evangelio.
En aquel tiempo, dijo Jesús a Nicodemo:
--Nadie ha subido al cielo, sino el que bajó del cielo, el Hijo del hombre. Lo mismo que Moisés elevó la serpiente en el desierto, así tiene que ser elevado el Hijo del hombre, para que todo el que cree en él tenga vida eterna. Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único para que no perezca ninguno de los que creen el él, sino que tengan vida eterna. Porque Dios no mandó su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo se salve por él.
Palabra del Señor
ORACIÓN DE LOS FIELES
  1. Oremos por la Iglesia, sacramento de salvación, para que sea signo visible del amor de Dios.
  2. Oremos por los gobernantes de las naciones para que ejerzan su poder desde la compasión y la justicia por los más débiles.
  3. Oremos por los padres cristianos para que sepan transmitir a sus hijos la victoria y la belleza de Jesucristo.
  4. Oremos por todos los enfermos, los que se sienten solos, los derrotados y marginados para que confíen en el único poder que salva, el de Jesucristo.
  5. Oremos por todos los niños y jóvenes de nuestra comunidad que vuelven a la escuela, que comienzan sus actividades de catequesis para que sean fieles al trabajo de cada día y a Jesucristo.
  6. Oremos por todos los difuntos de nuestras familias y de la parroquia y (nombres…) para que el Señor les conceda la victoria última y definitiva.
  7. DESPEDIDA    Hoy hemos aprendido que la Cruz es amor y que todos tenemos una cruz personal. Acompañemos a Jesús hacia el Calvario, cargando nosotros con nuestra cruz y ayudando a los hermanos a llevar la suya.

FELIZ DOMINGO EN LA PAZ DEL SEÑOR !!