Oremos por el Papa

Oremos por nuestro Pontífice Francisco: El Señor lo conserve y lo guarde, y le dé larga vida, y lo haga dichoso en la tierra, y no lo entregue en manos de sus enemigos. Amén.

Dios nuestro, pastor y guía de todos los fieles, mira con bondad a tu hijo el Papa Francisco, a quien constituiste pastor de tu Iglesia, y sostenlo con tu amor, para que con su palabra y su ejemplo conduzca al pueblo que le has confiado y llegue, juntamente con él, a la vida eterna.

Pensamientos

** «**"« " Aquí está la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra.** Lo que os digo a vosotros lo digo a todos: ¡Velad!**Donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos", dice el Señor. **"El que quiera venirse conmigo, que se niegue a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga. **¡"Mujer, qué grande es tu fe"**““Pídame lo que quiera y yo se lo concederé”.** El que tenga oídos, que oiga."**Venid a mi todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré”.**"Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder del infierno no la derrotará.**Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo"**Ten piedad, Señor, y ayudanos a corregirnos!**Yo soy la puerta: quien entre por mí se salvará**Conviértanse, porque el Reino de los cielos está cerca.**Estad Alegres , hay que preparar los corazones para recibir al Señor.**Juan el Bautista, nos exhorta a preparar el camino del Señor que viene a salvarnos."El Señor llega para regir los pueblos con rectitud."**Que se alegren los que buscan al Señor“Levántate y vete: tu fe te ha salvado”. * hoy realza la humildad, la modestia y la mansedumbre del Señor. Junto a esto Jesús añade otra virtud: el desinterés cuando invitamos o damos algo a los demás. Ahora bien, Él es mucho más que eso, ya que esas virtudes las posee en esencia: Jesús es la humildad, la modestia y la mansedumbre.**«Tengan ceñida la cintura y encendidas las lámparas»«Señor, enséñanos a orar»**"Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón y con toda tu alma y con todas tus fuerzas y con todo tu ser. Y al prójimo como a ti mismo."**"Paz a este casa" Y si allí hay gente de paz, descansará sobre ellos vuestra paz** Tú eres Sacerdote Eterno según el rito de Melquisedec"**"Señor, dueño nuestro, ¡qué admirable es tu nombre en toda la tierra!"**Cuando venga el Espíritu de la verdad os guiará a la verdad completa»**«Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos.»**" DIOS ASCIENDE ENTRE ACLAMACIONES, EL SEÑOR, AL SON DE TROMPETAS.**Si alguno me ama, guardará mi Palabra "**Les doy un mandamiento nuevo: ámense los unos a los otros como yo los he amado.**“Mis ovejas escuchan mi voz, yo las conozco y ellas me siguen”, dice Jesús.**"Al que se sienta en el trono y al Cordero la alabanza, el honor, la gloria y el poder por los siglos de los siglos."**¡Dichosos los que crean sin haber visto.**Hemos resucitado con Cristo!“¡Felices Pascuas!”**."¡Bendito el que viene en nombre del Señor! ¡Hosanna en las alturas!" .**¡«El que esté sin pecado, que le tire la primera piedra».**Gustad y ved qué bueno es el Señor!**Yo-soy' me envía a vosotros".***ESTE ES MI ELEGIDO. ESCUCHENLO**«Os aseguro ningún profeta es bien mirado en su tierra."Tú eres mi Hijo muy querido.**Señor, tú que en este día revelaste a tu Hijo unigénito a los pueblos gentiles por medio de una estrella, concede a los que ya te conocemos por la fe poder contemplar un día, cara a cara, la hermosura infinita de tu gloria.**¡Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre!**«Alégrense siempre en el Señor. Vuelvo a insistir, alégrense. El Señor está cerca.**"Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo." «Estad siempre alertas**Yo soy Rey, pero mi Reino no es de este mundo, nos dice Jesús**“Sí, como dices, soy Rey. Yo para esto he nacido y para esto he venido al mundo: para dar testimonio de la verdad. Todo el que es de la verdad, escucha mi voz”.»**«Los demás han echado de lo que les sobra, pero ella ha dado todo lo que tenía para vivir»**«Anda, tu fe te ha curado».**"El hijo del hombre ha venido para dar su vida en rescate por todos.**"Anda, vende todo lo que tienes y luego sígueme»**Dejad que los niños se acerquen a mí: no se lo impidáis; de los que son como ellos es el Reino de Dios."Los preceptos del Señor alegran el corazón.**Dice el Señor: “Yo soy el Salvador de mi pueblo”.**Quien no coja su cruz y me siga no es digno de mí"."Ayúdanos a permanecer junto a ti, Señor.**Abres tú la mano, Señor, y nos sacias."**Mis ovejas escuchan mi voz, Yo las conozco y ellas me siguen», dice el Señor.**Dios llama a todos sus hijos para darles un lugar propio en la vida y en la Iglesia**Id y contad a Juan las cosas que habéis visto y oído: Los ciegos ven, los cojos andan, los sordos oyen, los muertos resucitan, y a los pobres se les anuncia el Evangelio…"««Mi carne es verdadera comida, y mi Sangre verdadera bebida; el que come mi Carne, y bebe mi Sangre, en Mí mora, y Yo en él.» (Jn 6, 56-57)**“Os aseguro que no volveré a beber del fruto de la vid hasta el día que beba el vino nuevo en el reino de Dios.***yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo".**Yo rogaré al Padre y les dará otro abogado que estará con ustedes para siempre”.**"Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos"**Paz a vosotros**"CRISTO HA RESUCITADO !!! ALELUYA !!**Bendito el que viene en el nombre del Señor**Si el grano de trigo cae en tierra y muere, da mucho fruto"**EL QUE REALIZA LA VERDAD, SE ACERCA A LA LUZ**Señor, tú tienes palabras de Vida eterna.**Maestro, ¡qué bien estamos aquí**Hijo, tus pecados quedan perdonados»**Jesús devuelve la salud, destruye el sufrimiento**«Vengan conmigo y los haré pescadores de hombres»**"He ahí el Cordero de Dios "¡Levántate, brilla, Jerusalén, que llega tu luz; la gloria del Señor amanece sobre ti!**El Señor tenga piedad y nos bendiga**Gloria a Dios en el cielo y en la tierra paz a los hombres que Dios ama. **"Allanad el camino del Señor"**"Aquí está la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra."**"Preparad el camino del Señor, allanad sus senderos."" **«Velen y estén preparados, porque no saben cuándo llegará el momento**"El señor es mi pastor, nada me falta.**Jesús anuncia que, a su vuelta, seremos examinados en el amor.**Dichoso el que teme al Señor "Estén, pues, preparados, porque no saben ni el día ni la hora».** el que se enaltece será humillado y el que se humilla será enaltecido».**Amarás al Señor, tu Dios, con todas tus fuerzas y al prójimo como a ti mismo, nos dirá Jesús."**El que come mi carne y bebe mi sangre tiene Vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día, dice el Señor.**"Señor, enséñanos a orar"**los últimos serán los primeros, y los primeros, los últimos».** Lo mismo hará mi Padre celestial con ustedes, si cada cual no perdona de corazón a su hermano». Hemos visto que la Iglesia también hoy, aunque sufra tanto, como sabemos, con todo es una Iglesia gozosa, no es una Iglesia envejecida, sino que hemos visto que la Iglesia es joven y que la fe crea alegría". S.S. Benedicto XVI**** FUERA DE LA CRUZ, NO HAY OTRA ESCALA POR DONDE SUBIR AL CIELO «****Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo, dice el Señor, quien coma de este pan vivirá para siempre.Entonces los justos brillarán como el sol en el Reino de su Padre. El que tenga oídos, que oiga». ¡Dichosos vuestros ojos, porque ven, y vuestros oídos, porque oyen! Mi yugo es suave, y mi carga ligera**TU eres SEÑOR, el PAN de VIDA !! **Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo, dice el Señor, quien coma de este pan vivirá para siempre. **El que cree en él no será juzgado; el que no cree ya está juzgado, porque no ha creído en el nombre del Hijo único de Dios. ***"Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo". **El que acepta mis mandamientos y los guarda, ése me ama**Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie va al Padre, sino por mí.dice Jesús**“Yo he venido para que tengan vida y la tengan en abundancia”, dice Jesús. **«Dichoso el que camina en la voluntad del Señor."** estemos dispuestos en todo los momentos de la vida, a ser luz y sal de la tierra.**Con un tono profético, Jesús proclama las actitudes que harán felices a sus seguidores**Tú crees porque me has visto; dichosos los que creen sin haber visto».**“No busquéis entre los muertos al que vive". ¡Dios lo ha resucitado! **Jesús le respondió: “Yo soy la resurrección El que cree en mí, aunque muera, vivirá; y todo el que vive y cree en mí, no morirá jamás. ¿Crees esto?” ** Dios no es "peligro" para nadie y todos pueden llegar a Él, dice el Papa**Dios es espíritu, y los que adoran, deben adorar en espíritu y verdad.” **Salir de ser buenos, para llegar a ser Santos**"Está escrito: "No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios."" ** "Al Señor, tu Dios, adorarás y a él solo darás culto."**“No todo el que me diga: "Señor, Señor, entrará en el Reino de los Cielos, sino el que haga la voluntad de mi Padre celestial.(San Mateo Cap 7, 21 al 27) **No podeis servir a Dios y al dinero ( Mt;6;24-34)**sed perfectos como es perfecto vuestro Padre celestial.”**Dichoso el que camina en la voluntad del Señor."** estemos dispuestos en todo los momentos de la vida, a ser luz y sal de la tierra.**Con un tono profético, Jesús proclama las actitudes que harán felices a sus seguidores.** “Convertíos, porque el Reino de los Cielos ha llegado.” **Dios es hoy, pero Dios es tambien manana**El Adviento es esperar a Dios**"Conviértanse, porque el Reino de los Cielos está cerca...” **“Estén prevenidos... estén preparados...” nos advierte amorosamente Jesús.**Dios cuida a sus fieles en la prueba y en la persecución**“La Palabra de Dios siempre es buena noticia**"El mundo se hace hermoso y bueno si se conoce esta voluntad de Dios y si el mundo corresponde a esta voluntad de Dios, que es la auténtica luz, la belleza, el amor, que da sentido al mundo. ." S.S. Benedicto XVI**"La liturgia nos une a la fiesta de Dios con toda la humanidad" **El rosario… es oración del corazón, en la que la repetición del "Ave María" orienta el pensamiento y el afecto hacia Cristo, y por tanto se hace súplica confiada a la Madre suya y nuestra." S.S. Benedicto XVI**Da lo máximo de típara vivir intensa y maravillosamente**Uno de ellos, viendo que estaba curado, se volvió alabando a Dios a grandes gritos...»**«La palabra del Señor permanece para siempre; y esa palabra es el Evangelio que os anunciamos.»"Como Obispo de Roma y Sucesor del apóstol Pedro reafirmo, como mis predecesores, el compromiso de la Iglesia de orar y actuar sin descanso para asegurar que nunca vuelva a reinar el odio en el corazón de los hombres." S.S. Benedicto XVI**VENID A MÍ TODOS LOS QUE TENÉIS SED**Dios nos ama a pesar de nuestros pecados, recuerda Benedicto XVI.**A ese Dios invisible, lo encontramos en las cosas más visibles y materiales.**El bien de la persona consiste en estar en la Verdad y en realizar la Verdad". **“Luchad por entrar por la puerta estrecha, porque, os digo, muchos pretenderán entrar y no podrán. **"Hemos visto que la Iglesia también hoy, aunque sufra tanto, como sabemos, con todo es una Iglesia gozosa, no es una Iglesia envejecida,sino que hemos visto que la Iglesia es joven y que la fe crea alegría". S.S. Benedicto XVI** "El Poderoso ha hecho obras grandes por mí; enaltece a los humildes.»**Iluminados para iluminar: Seamos el rostro de Cristo a una humanidad que no lo ha visto"**"Hemos visto que la Iglesia también hoy, aunque sufra tanto, como sabemos, con todo es una Iglesia gozosa, no es una Iglesia envejecida, sino que hemos visto que la Iglesia es joven y que la fe crea alegría". S.S. Benedicto XVI**Para Dios es muy importante que tu te sientas amado por El, porque es nuestro Padre. **"No somos todavía de manera plena hijos de Dios, pero tenemos que llegar a serlo cada vez más a través de nuestra comunión más profunda con Jesús. Ser hijos es equivalente a seguir a Cristo". S.S. Benedicto XVI**“El reino de Dios está dentro de vosotros” (Lc 17,21). **El programa del cristiano, aprendido de la enseñanza de Jesús, es "un corazón que ve" dónde hay necesidad de amor, y que actúa coherentemente" (Cf. ibídem 31). S.S. Benedicto XVI**El Señor es mi pastor, nada me falta: en verdes praderas me hace recostar; me conduce hacia fuente tranquilas y repara mis fuerzas.**Nos has salvado Señor; viniste para llevarnos por el camino de la luz, para traernos abundante paz; para redimirnos, y ser llevados contigo a la gloria.**La santidad consiste en la disposición del corazón. Santa Teresa de Lisieux**Buenos días, Virgen del Carmen. Por ti madrugamos. Queremos encontrarnos con la luz de tu mirada. Contigo la mañana es mañana de luz y de esperanza. Gracias por todo. Eres un regalo.**El Amor es la ciencia y la vocación del corazón humano ** Lo verdaderamente grande es creer que Jesús ha resucitado"**“nada te turbe, nada te espante, todo se pasa…”, Teresa de Jesus)“Os van a juzgar, como juzguéis vosotros” (Mt...**Alabad al Señor en su templo, alabadlo en su fuerte firmamento. Alabadlo por sus obras magníficas, alabadlo por su inmensa grandeza. ** “¡Oh Dios mío, Trinidad a quien adoro!... ¡Oh mis Tres, mi Todo, mi Bienaventuranza, Soledad infinita, Inmensidad donde me pierdo!” (Beata Isabel de la Trinidad). **"El Espíritu del Señor llena la tierra**«Contigo caminamos en esperanza, sabiduría y misión», lema del viaje apostólico de Benedicto XVI a Portugal en mayo: Fátima, Lisboa y Oporto, etapas de la visita**Aprender en la cruz la lección del amor de Dios”**“Me he sentido acogido en Malta como san Pablo”S.S. Benedicto XVI** “La Pascua es la verdadera salvación de la humanidad”***"Invoquemos a la Santísima Virgen María, para que nos alcance la gracia de experimentar la presencia de Cristo Resucitado en la Iglesia."*** "Que este tiempo penitencial sea para todos los cristianos un tiempo de auténtica conversión y de intenso conocimiento." S.S.Benedicto XVI, cuaresma 2010**«Contigo caminamos en la esperanza. Sabiduría y Misión»,**“Concédenos, Señor, el perdón y haznos pasar del pecado a la gracia y de la muerte a la vida” **“Recuerda que polvo eres y en polvo te convertirás"**“Arrepiéntete y cree en el Evangelio”."Verdaderamente, queridos amigos, los santos son los mejores intérpretes de la Biblia; éstos, encarnando en su vida la Palabra de Dios, la hacen más atrayente que nunca, de modo que habla realmente con nosotros." SS. Benedicto XVI, Enero 27, 2010**La santidad consiste en estar siempre alegres.( San Juan Bosco)**"La medida del amor es amar sin medida." (San Agustin)**"La amistad de Jesucristo sea cada día "luz y guía" para todos.(Benedicto XVI)**“Cada acto de amor del corazon humano es una sonrisa en el corazón de Dios”**La imagen del Niño Jesús, con la ternura de su infancia, nos permite además percibir la cercanía de Dios y su amor. Comprendemos lo preciosos que somos a sus ojos porque, precisamente gracias a él, nos hemos convertido a nuestra vez en hijos de Dios". S.S. Benedicto XVI**Amar a las familia significa saber estimar sus valores y posibilidades, promoviéndolas siempre.**Amar a la familia significa esforzarse por crear un ambiente favorable a su desarrollo.(Juan Pablo II) **Navidad no es "fábula" sino respuesta de Dios al hombre que busca verdadera paz, dice Benedicto XVI.**Él es el Señor y ella la sierva, Él es el Maestro y ella la discípula.*** ¡ Dichosa tú, que has creído, porque lo que te ha dicho el Señor se cumplirá !"** El aburrimiento no puede existir donde quiera que haya una reunión de buenos."**" Cada vez estoy más persuadido: la felicidad del Cielo es para los que saben ser felices en la tierra."** " camino prodigio de amor, de tus manos Madre vayamos a Dios."** "El anuncio del evangelio es la forma más grande de amor al prójimo"*** "A la tarde te examinarán en el amor; aprende a amar como Dios quiere ser amado y deja tu condición. (San Juan de la Cruz)**"Para mí la oración es un impulso del corazón, una sencilla mirada al cielo, un grito de agradecimiento y de amor en las penas como en las alegrías." (Santa Teresa de Liseaux)"**"Un cristiano fiel, iluminado por los rayos de la gracia al igual que un cristal, deberá iluminar a los demás con sus palabras y acciones, con la luz del buen ejemplo". (San Antonio de Padua) **El camino de la propia santificación es el santo misterio de la cruz.( Madre Maravillas de Jesús)**"La Iglesia ora, invoca a María, Estrella de la Esperanza, para que conduzca a la humanidad hacia el puerto seguro de la salvación, que es el Corazón de Cristo." S.S. Benedicto XVI"***El amor, para que sea auténtico, debe costarnos." No puedo parar de trabajar. Tendré toda la eternidad para descansar. (Madre Teresa de Calcuta)***" Qué difícil será para los ricos entrar en el Reino de Dios, nos dice Jesús."** "Tú eres el Dios de los oprimidos, el protector de los humillados, el defensor de los débiles, el apoyo de los abandonados, el salvador de los que no tienen esperanza. " ( Judit 9,11)***Sólo no se equivoca quien nada hace, ni se arriesga quien nada dice".** ¡" Ven, sigue a Cristo Redentor !**No hay gente débil y gente fuerte en lo espiritual, sino gente que no ora y gente que sí sabe orar." (San Alfonso)**"Dedícale tiempo al Dueño del Tiempo"**"El que canta, ama. Todo el que ha aprendido a amar la vida nueva, sabe cantar" (San Agustín)***"No entones las alabanzas divinas solo con la voz, acompaña también la voz con las obras. Si cantas solo con la voz, por fuerza tendrás al fin que callar; canta con la vida para no callar jamás.(San Agustin)***Nunca hay que decir « no me toca», sino « ¡Voy yo!»(Don Bosco)***"La vida es un camino duro que debemos andar"**"Dios no manda cosas imposibles, sino que, al mandar, te enseña a que hagas cuanto puedes, y a que pidas lo que no puedes". ( San Agustin ) ***"Dedícale tiempo al dueño del tiempo"**"No entones las alabanzas divinas solo con la voz, acompaña también la voz con las obras. Si cantas solo con la voz, por fuerza tendrás al fin que callar; canta con la vida para no callar jamás. (San Agustin)**La vida es riqueza, consérvala.** La vida es vida, defiéndela.(TERESA DE CALCUTA )**Cuando los cristianos lo pasamos mal, es porque no damos a esta vida todo su sentido divino.**"Es Cristo que pasa"**" ¡ Que dulce eres Señor para los que te buscan !, ¡qué serás para los que te encuentran!" **"El gran peligro del cristiano es predicar y no practicar, creer pero no vivir de acuerdo con lo que se cree"(San Antonio de Padua)**"Dios no manda cosas imposibles, sino que, al mandar, te enseña a que hagas cuanto puedes, y a que pidas lo que no puedes".**San Agustín decía: “En lo esencial, unidad; en lo opinable, libertad; pero en todo, caridad” ***"CRISTO HA RESUCITADO .....¡¡¡ ALELUYA !!!!***El que canta, ama. Todo el que ha aprendido a amar la vida nueva, sabe cantar".*** El amor es mas fuerte que la muerte"***Lo verdaderamente grande es creer que Jesús ha resucitado" ***"La Pascua,fiesta del amor redentor de Dios" ***"Que lleguemos a ser verdaderamente sacerdotes de la Nueva Alianza"***"Él es nuestra esperanza, Él es la verdadera paz del mundo"( Papa Benedicto XVI )***"El que pone antención en las cosas pequeñas llega a la perfección e corto tiempo. Muchos quisieran hacer cosas grandes, como predicaciones o penitencias, pero descuidan las cosas pequeñas. Quien desprecia lopeque

lunes, 15 de diciembre de 2014

IV DOMINGO DE ADVIENTO - CICLO B



Liturgia de las Horas: 4ta. Semana del Salterio
Color: Morado
Santoral
ENTRADA
Bienvenidos hermanos a la celebración de la eucaristía en este cuarto domingo de Adviento. El domingo es un regalo de Dios para cada uno de nosotros. Estamos invitados a compartir la misma Palabra, la misma mesa y la compañía de los hermanos. Una oportunidad más para darle a Dios un “sí”, pequeño o grande pero un sí como el de María.
María presente en el Adviento como vasija de la verdad, como madre del salvador, como esclava del Señor.
Comencemos nuestra celebración con el canto de entrada.
PRIMERA LECTURA
La profecía de construir una casa no se refiere a un palacio ni a un templo sino a una familia, una dinastía que gobernará a Israel. Un descendiente surgirá de la casa de David y habitará en el mundo de los hombres. Dios promete a David un reino que durará por los siglos. Dios estaba con David y con María y está también  con todos nosotros.
Escuchemos la proclamación de la Palabra de Dios.

SEGUNDA LECTURA
Pablo nos asegura que la promesa hecha a David se ha cumplido en la persona de Jesucristo. María se convirtió en la morada apropiada del que iba a hospedarse entre nosotros.
Escuchemos la proclamación de la Palabra de Dios.
Hermanos:
Al que puede fortaleceros según el Evangelio que yo proclamo, predicando a Cristo Jesús --revelación del misterio mantenido en secreto durante siglos eternos y manifestado ahora en la Sagrada Escritura, dado a conocer por decreto del Dios eterno, para traer a todas las naciones a la obediencia de la fe--, al Dios, único sabio, por Jesucristo, la gloria por los siglos de los siglos. Amén.
Palabra de Dios.
EVANGELIO
María nos entrega al niño que el mundo ha estado esperando. Con el sí de María, el creador da un nuevo impulso a toda la creación y a nosotros nos plenifica y nos salva.
Una vez más proclamamos el relato de la Anunciación.
Escuchemos la proclamación del Evangelio.
A los seis meses, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada 
Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la estirpe de David; la virgen se llamaba María. El ángel, entrando en su presencia, dijo:
-- Alégrate, llena de gracias, el Señor esta contigo.
Ella se turbó ante estas palabras y se preguntaba qué saludo era aquel. El ángel le dijo:
-- No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob  para siempre, y su reino no tendrá fin.
Y María dijo al ángel:
-- ¿Cómo será eso, pues no conozco a varón?
El ángel le contestó:
-- El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer se llamará Hijo de Dios. Ahí tienes a tu pariente Isabel, que, a pesar de su vejez, ha concebido un hijo, y ya está de seis meses la que llamaban estéril, porque para Dios nada hay imposible.
María contestó:
-- Aquí está la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra.
Y la dejó el ángel.
Palabra del Señor
ORACIÓN DE LOS FIELES
  1. Oremos por los líderes de nuestra Iglesia para que, inspirados por el sí de María, vivan su vocación con alegría y se entreguen totalmente al servicio del evangelio.
  2. Oremos por los bautizados para que a ejemplo de María nuestras vidas sean siempre un sí a Dios.
  3. Oremos por nuestra comunidad Parroquial para que reciba  en esta Navidad a Cristo con un corazón abierto.
  4. Oremos por los ancianos, los enfermos, los que se sienten y viven solos, por los presos para que en medio de la prueba cuenten con la ayuda de Dios y la nuestra.
  5. Oremos por todos nuestros difuntos y (nombres…) para que experimenten la alegría de encontrarse con Cristo en el cielo.
Llegamos ya al cuarto domingo de Adviento, próxima ya la celebración de la Navidad. Es tiempo de avivar la esperanza. El Evangelio es el de la anunciación. María es una figura suave, anónima, silenciosa… Y es significativa en el adviento. En la anunciación parece imposible que una virgen conciba sin concurso de varón. Pero ella creyó lo que le dijo el mensajero del Señor. Y creyó precisamente “porque para Dios no hay nada imposible”. A veces sólo esta fe nos permite a los cristianos creen que otro mundo es posible.
Reflexión :

Un día un hombre encontró a un amigo de rodillas en el suelo buscando algo y le preguntó: ¿Qué estás buscando? La llave. He perdido la llave de casa. Los dos arrodillados buscaban y buscaban la llave sin encontrarla. Al cabo de un rato, le preguntó al amigo: ¿Dónde la has perdido? Y le contestó: en la casa.
Dios mío, ¿por qué la buscas aquí?
Porque aquí hay más luz.
Hermanos, ¿estamos aquí en la iglesia del Pilar porque está bien iluminada y hay más luz?
¿Estamos aquí porque es más fácil encontrar a Dios en un lugar sagrado?
¿Estamos aquí porque es la casa donde Dios habla?
Déjame que te diga una cosa: no encontrarás aquí a Dios si lo has perdido en tu corazón. Es ahí donde tienes que buscarlo. En tu corazón Dios ha hecho su primer templo. Búscalo ahí. Si ahí no vive tampoco lo encontrarás aquí.
¿Quién puede construir un templo más magnífico que el templo del corazón humano?
Estos días escribía yo cartas a familiares y amigos y les decía: un virus puede paralizar y desprogramar todas las computadoras del mundo, pero no puede desprogramar mi corazón, está programado por Dios y Dios lo ha programado para amarle y amaros a vosotros.
¿Está tu corazón programado para amar a Dios y a los hermanos?
El pecado: la envidia, la lujuria, la avaricia... es el virus que te puede desprogramar.
El corazón, tu corazón, es el templo que Dios quiere construir, el templo en el que Dios quiere habitar.
Tal vez te preguntes y ¿a qué viene todo esto?
El Rey David, nos ha contado el 2 libro de Samuel, dijo al profeta Natán: "Yo vivo en una casa cubierta de madera de cedro mientras que el Arca del Señor vive en una tienda de campaña". Voy a hacer un templo para mi Dios.
Dios dijo a David: "Yo te daré un descendiente, yo engrandecerá a tu hijo, sangre de tu sangre y consolidaré tu reino".
Yo te daré un hijo, no un templo.
Yo te daré un corazón de carne, no de piedra.
Ahí estaré vivo, mi espíritu será la sangre.
Mi hijo será el templo en el que todos caben.
¿Quién puede construir un templo más magnífico que el templo del corazón humano? Sólo Dios.
Dios ha programado tu corazón para que lo busques, ¿sabes manejar el ratón?
Dios ha programado tu corazón para que lo ames, ¿tienes el virus del enemigo?
Dios ha programado tu corazón para vivir en él, ¿le haces sitio?
El Señor dice en el evangelio, si cuando vas al templo a presentar tu ofrenda, te acuerdas de que estás enemistado con alguien deja... porque Dios no está donde tiene que estar en primer lugar: en tu corazón.
Todos nos desprogramamos alguna vez.
Todos vivimos en la frontera del amor alguna vez.
Todos hacemos incómoda la vida a Dios alguna vez.
Todos ponemos en off la voz de Dios alguna vez.
¿Todos?
Hubo una mujer nos dice el evangelio de Lucas, llamada María, de un pueblecito , Nazaret, escogida por Dios y programada por Dios para ser la madre de Jesús y para ser el templo vivo de Jesús.
"Alégrate tú, la amada y favorecida. El Señor está contigo".
María no es una anciana, no es estéril como su prima Isabel. Es joven y virgen, tiene novio pero no ha tenido relación carnal con ningún hombre.
Y Dios, de puntillas, le pide su colaboración para ser madre, la madre de Jesús.
Y Dios, conteniendo la respiración espera ansioso la respuesta de esta virgen que tiene novio y es la envidia de todos los mozos de Nazaret.
Y Dios está en vilo, esperando su respuesta.
Tú y yo sabemos que dijo "sí".
Pero, cuánto cuesta un sí de verdad y para siempre.
Recuerdas la primera vez que le preguntaste a tu novia: ¿me quieres? ¿Te quieres casar conmigo?
Ese sí que te ata y te compromete.
Ese sí libre y gozoso que te abre las puertas del amor y de la vida.
Ese sí que salva y orienta la historia.
Cuando dejaste de preguntar, de decir: ¿me quieres? Ese primer sí se iba convirtiendo poco a poco en menos sí, en más no.
Tú y yo sabemos que María dijo sí siempre.
Siempre abierta a Dios.
Siempre cubierta por la nube de la presencia de Dios.
Siempre fecundada por el esperma de la Palabra de Dios.
Siempre guiada por el Espíritu Santo.
Hoy es también la Anunciación de Dios a nuestra parroquia.
No hay Navidad sin tu sí, sin nuestro sí.
Dios nos necesita para hacer Navidad.
Estar abierto a Dios hace que lo imposible sea posible.
Todo es gracia, todo es don, todo es obra del Dios de lo imposible.
Al rey David, gran pecador, Dios le dice “afirmaré la descendencia que saldrá de sus entrañas y consolidaré el trono de su realeza”. La promesa que el profeta Natán hace a David se cumple. Dios ya no se hará presente en una tienda viajera ni en un templo de piedra sino en un templo de carne, en Jesús, presencia eterna de Dios.
A María, de la que el evangelio no canta ninguna cualidad ni se nos dice la razón por la que Dios la eligió y privilegió, se nos dice que Dios la llenó de gracia para que pudiera acoger el don de Dios y amara a Jesús antes de que naciera.
¿Pudo María hacer otra cosa que decir sí? Dios esperó su sí, como espera el sí de cada uno de nosotros, los que esperamos y creemos que el futuro viene de Dios.
Como Jeremías María podía haber exclamado: “Me sedujiste Señor y me dejé seducir”. El que cae en manos de Dios ya no mira atrás. María vivió la eterna aventura de ser la madre de Jesús y la madre de Dios.
Los cristianos, nosotros, llamados a vivir la audacia de creer que el Dios de lo imposible nos ha elegido, nos ha llenado de su gracia y nos envía a llevar a Cristo al mundo porque lo llevamos, no en el cuerpo como María, pero sí en el corazón.
AMEN.
Feliz Domingo en la paz del Señor !!

sábado, 13 de diciembre de 2014

martes, 9 de diciembre de 2014

III Domingo de Adviento - 14 de Diciembre - Ciclo B



ENTRADA
Bienvenidos a la celebración de la eucaristía en el tercer domingo de Adviento.
Hoy, la Iglesia nos invita a la alegría y a la acción de gracias. La salvación y la sanación de los corazones están ya más cerca. Las profecías se cumplen. La voz resuena con más fuerza. El pueblo de Dios, reunido en la iglesia del Pilar quiere celebrar con júbilo esta eucaristía, quiere revestirse con la justicia y el amor que Dios nos trae y quiere alimentar su vida cristiana.
Comencemos nuestra fiesta con el canto de entrada.
PRIMERA LECTURA
Esta profecía de Isaías es cumplida por Jesucristo, el poseedor del Espíritu, el escogido para anunciar la buena noticia a todos los hombres y para traernos la alegría de la salvación.
Escuchemos la proclamación de la Palabra de Dios.
El Espíritu del Señor está sobre mí, porque el Señor me ha ungido. Me ha enviado para dar la buena noticia a los que sufren, para vendar los corazones desgarrados, para proclamar la amnistía a los cautivos, y a los prisioneros la libertad, para proclamar el año de gracia del Señor.
Desbordo de gozo con el Señor, y me alegro con mi Dios: porque me ha vestido un traje de gala y me ha envuelto en un manto de triunfo, como novio que se pone la corona, o novia que se adorna con sus joyas. Como el suelo echa sus brotes, como un jardín hace brotar sus semillas, así el Señor hará brotar la justicia y los himnos ante todos los pueblos.
Palabra de Dios.
SEGUNDA LECTURA
Ser cristiano en plenitud, nos escribe Pablo, exige tres cosas:
Estar siempre alegres, orar sin cesar, y dar gracias por todo.
Nosotros, en esta eucaristía, oramos alegres y damos gracias al Padre.
Escuchemos la proclamación de la Palabra de Dios.
Hermanos:
Estad siempre alegres. Sed constantes en orar. En toda ocasión tened la Acción de Gracias: ésta es la voluntad de Dios en Cristo Jesús respecto de vosotros. No apaguéis el espíritu, no despreciéis el don de profecía; sino examinadlo todo, quedándoos con lo bueno. Guardaos de toda forma de maldad. Que el mismo Dios de la Paz os consagre totalmente, y que todo vuestro espíritu, alma y cuerpo, sea custodiado sin reproche hasta la Parusía de nuestro Señor Jesucristo. El que os ha llamado es fiel y cumplirá sus promesas.
Palabra de Dios.
EVANGELIO
¿Quién eres tú?, le preguntan a Juan.
Juan fue testigo de la luz y voz que anunció el perdón y la presencia de Jesús y del Espíritu.
Con nuestra presencia en la iglesia anunciamos que queremos ser testigos y la voz del Señor para los hermanos.
Escuchemos la proclamación del Evangelio.
Surgió un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan: éste venía como testigo, para dar testimonio de la luz, para que por él todos vinieran a la fe. No era él la luz, sino testigo de la luz.
Los judíos enviaron desde Jerusalén sacerdotes y levitas a Juan, a quele preguntaran: -¿Tú quién eres? El confesó sin reservas: -Yo no soy el Mesías. Le preguntaron: Entonces, ¿qué? ¿Eres tú Elías? El dijo: _No lo soy. ¿Eres tú el profeta? Respondió: -No. Y le dijeron: -¿Quién eres? Para que podamos dar una respuesta a los que nos han enviado,¿qué dices de ti mismo? El contestó: -Yo soy "la voz que grita en el desierto: Allanad el camino del Señor" (como dijo el profeta Isaías). Entre los enviados había fariseos y le preguntaron: -Entonces, ¿por qué bautizas, si tú no eres el Mesías, ni Elías, ni el Profeta? Juan les respondió: -Yo bautizo con agua; en medio de vosotros hay uno que no conocéis, el que viene detrás de mí, que existía antes que yo y al que no soy digno de desatar la correa de la sandalia.
Esto pasaba en Betania, en la otra orilla del Jordán, donde estaba Juan bautizando.
Palabra del Señor.
ORACIÓN DE LOS FIELES
  1. Oremos por la Iglesia para que sea la voz del Señor, la voz de la justicia y del amor.
  2. Oremos por los gobernantes de las naciones para que luchen por la igualdad, la solidaridad y la paz entre los pueblos.
  3. Oremos por los pobres, los enfermos, los que viven solos y los encarcelados para que reciban nuestro apoyo y nuestra visita.
  4. Oremos por la comunidad del Pilar para que siga siendo signo del amor de Dios a los hombres.
  5. Oremos por los difuntos de nuestra parroquia y (nombres…) para que el Señor los asocie a la mesa del Reino de los cielos.
Reflexión :

 Adviento: tiempo de crecer en alegría y esperanzaLa alegría es estar cerca de Jesús; la tristeza, perderle.
-La verdadera alegría es la presencia de Dios en nuestra alma. Es una alegría que subsiste en las dificultades. -Yo os daré una alegría que nadie os podrá quitar Jn 16, 22.
-La falsa alegría la produce lo que enajena. Nace precisamente cuando el hombre logra desviar la mirada de su propio interior, que le produce soledad porque está apartado de Dios. No es en realidad alegría sino un placer superficial y pasajero.  

-Segunda lectura: "Estad siempre alegres. Sed constantes en orar. Dad gracias en toda ocasión: ésta es la voluntad de Dios en Cristo Jesús respecto de vosotros" -Tesalonicenses 5,16-24.

-Estad siempre alegres en el Señor, de nuevo os lo repito, alegraos -Filipenses 4, 4. A continuación el Apóstol da la razón fundamental de esta alegría profunda: el Señor está cerca.
-El ángel a María: Alégrate, llena de gracia, porque el Señor está contigo
-El Bautista, no nacido aún, manifestará su gozo en el seno de Isabel ante la proximidad del Mesías
-Ángel a los pastores: No temáis, os traigo una buena nueva, una gran alegría que es para todo el pueblo; pues os ha nacido hoy un Salvador....
-Después de la resurrección, los Apóstoles se alegraron viendo al Señor
-Exulta, cielo, alégrate, tierra, romped a cantar, montañas, porque vendrá nuestro Señor  Is 49, 13.

 Adviento: tiempo de crecer en alegría y esperanzaLa alegría es estar cerca de Jesús; la tristeza, perderle.
-La verdadera alegría es la presencia de Dios en nuestra alma. Es una alegría que subsiste en las dificultades. -Yo os daré una alegría que nadie os podrá quitar Jn 16, 22.
-La falsa alegría la produce lo que enajena. Nace precisamente cuando el hombre logra desviar la mirada de su propio interior, que le produce soledad porque está apartado de Dios. No es en realidad alegría sino un placer superficial y pasajero.  

-Segunda lectura: "Estad siempre alegres. Sed constantes en orar. Dad gracias en toda ocasión: ésta es la voluntad de Dios en Cristo Jesús respecto de vosotros" -Tesalonicenses 5,16-24.

-Estad siempre alegres en el Señor, de nuevo os lo repito, alegraos -Filipenses 4, 4. A continuación el Apóstol da la razón fundamental de esta alegría profunda: el Señor está cerca.
-El ángel a María: Alégrate, llena de gracia, porque el Señor está contigo
-El Bautista, no nacido aún, manifestará su gozo en el seno de Isabel ante la proximidad del Mesías
-Ángel a los pastores: No temáis, os traigo una buena nueva, una gran alegría que es para todo el pueblo; pues os ha nacido hoy un Salvador....
-Después de la resurrección, los Apóstoles se alegraron viendo al Señor
-Exulta, cielo, alégrate, tierra, romped a cantar, montañas, porque vendrá nuestro Señor  Is 49, 13.

Feliz Domingo en la paz del Señor !!

“Estad siempre alegres”, nos aconseja San Pablo.
“En mi Dios está la alegría de mi alma porque me ha vestido con la túnica de la salvación” y “Desbordo de gozo en el Señor, me alegro con mi Dios”, canta Isaías.

viernes, 5 de diciembre de 2014

8 de Diciembre : Solemnidad de la Inmaculada Concepción de María



"...declaramos, proclamamos y definimos que la doctrina que sostiene que la beatísima Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de la culpa original en el primer instante de su concepción por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente, en atención a los méritos de Cristo Jesús Salvador del género humano, está revelada por Dios y debe ser por tanto firme y constantemente creída por todos los fieles..." (Bula Ineffabilis Deus, el Papa Pío IX )


Dogma Escritos Lecturas de la Misa Oficio de Lectura Cantos a la Virgen Oraciones y Novenas María Santísima

Liturgia de las Horas: Propio del Salterio
Color: Blanco
Santoral

ENTRADA
En nuestro viaje de Adviento celebramos la fiesta de la Inmaculada. María, limpia de pecado y concebida sin pecado original. María, madre por la fe y la obediencia a Dios, espera con nosotros la venida del Hijo que nos trae la gracia y la verdad.
En este tiempo de Adviento intensificamos nuestra oración y con María esperamos vigilantes la venida del Señor.
Celebremos con gozo esta eucaristía y entonemos el canto de entrada.
MONICIÓN A LA PRIMERA LECTURA
Eva es la madre de los que necesitan redención y desean volver al paraíso perdido.
María es la madre de los creyentes, la que por su fe aplastó la cabeza de la serpiente primordial. María es la nueva Eva, la que nos trae la nueva vida y nos abre las puertas de la nueva alianza en y con Jesucristo.
Escuchemos la proclamación de la Palabra de Dios.
Lectura del libro del Génesis 3, 9-15. 20.
Después que Adán comió del árbol, el Señor llamó al hombre: <> El contestó: <>
El Señor le replicó: <> El Señor dijo a la mujer: <> Ella respondió: <>
El Señor Dios dijo a la serpiente: <>
El hombre llamó a su mujer Eva, por ser la madre de todos los que viven.
Palabra de Dios

Salmo Responsorial 
Sal. 97, 1. 2-3ab. 3c-4
 
R/ Cantad al Señor un cántico nuevo, porque
 ha hecho maravillas.
Cantad al Señor un cántico nuevo,
porque ha hecho maravillas:
su diestra le ha dado la victoria,
su santo brazo.
El Señor da a conocer su victoria,
revela a las naciones su justicia:
se acordó de su misericordia y su fidelidad
en favor de la casa de Israel.
Los confines de la tierra han contemplado
la victoria de nuestro Dios.
Aclama al Señor, tierra entera;
gritad, vitoread, tocad.


MONICIÓN A LA SEGUNDA LECTURA
Como María, todos nosotros hemos sido también elegidos y llamados a vivir una vida santa y convocados a proclamar la alabanza de su gloria y a heredar la promesa de la salvación que nos trae el Hijo único de Dios.
Escuchemos la proclamación de la Palabra de Dios.
Bendito sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido en la persona de Cristo con toda clase de bienes espirituales y celestiales. El nos eligió en la persona de Cristo, antes de crear el mundo, para que fuésemos santos e irreprochables ante él por el amor. El nos ha destinado en la persona de Cristo, por pura iniciativa suya, a ser sus hijos, para que la gloria de su gracia, que tan generosamente nos ha concedido en su querido Hijo, redunde en alabanza suya.
Por su medio hemos heredado también nosotros. A esto estábamos destinados por decisión del que hace todo según su voluntad.
Y así, nosotros, los que ya esperábamos en Cristo, seremos alabanza de su gloria.
Palabra de Dios.
MONICIÓN AL EVANGELIO
“Hágase”. El sí de María generoso y fecundo nos abrió la fuente de todas las bendiciones de Dios Padre.
Nuestro sí, grande o pequeño, tiene que ser fuente de bendición para nuestra vida cristiana y bendición para todos los que nos rodean.
Escuchemos la proclamación del Evangelio.

En aquel tiempo, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la estirpe de David; la virgen se llamaba María. El ángel, entrando en su presencia, dijo:
-- Alégrate, llena de gracias, el Señor esta contigo.
Ella se turbó ante estas palabras y se preguntaba qué saludo era aquel. El ángel le dijo:
-- No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.
Y María dijo al ángel:
-- ¿Cómo será eso, pues no conozco a varón?
El ángel le contestó:
-- El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer se llamará Hijo de Dios. Ahí tienes a tu pariente Isabel, que, a pesar de su vejez, ha concebido un hijo, y ya está de seis meses la que llamaban estéril, porque para Dios nada hay imposible.
María contestó:
-- Aquí está la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra.
Y la dejó el ángel.
Palabra del Señor
Palabra del Señor.

ORACIÓN DE LOS FIELES

  1. Oremos por el Papa y los obispos, pastores del pueblo de Dios, para que con su ejemplo y su palabra animen a los cristianos a vivir santamente como lo hizo María.
  2. Oremos por los líderes de las naciones, servidores de los ciudadanos, para que sus decisiones promuevan el bien común, construyan puentes de paz entre los pueblos y el mundo sea un lugar más justo y amable.
  3. Oremos por las madres, educadoras de sus hijos, para que les acompañen y los vean crecer como buenos ciudadanos y cristianos.
  4. Oremos por todos nosotros, oyentes de la Palabra, para que la vivamos y edifiquemos la civilización de la vida y del amor.
  5. Oremos por los niños y los jóvenes, futuro de la Iglesia y de la sociedad, para que, imitando a María, maduren en la fe y el servicio.
  6. Oremos por los difuntos de la parroquia y (nombres…) que nos han precedido en el Reino para que podamos reunirnos y gozar con ellos de la vida resucitada.
Reflexión :
El calendario de este año nos trae dos días seguidos de grandes conmemoraciones litúrgicas. Y si el domingo, día 7, celebramos la llegada fuerte de Juan el Bautista en el panorama del Adviento. Y el lunes, 8, la Solemnidad de la Inmaculada Concepción de María que nos da el gozo de honrar a la Madre de Jesús, tan importante para nosotros siempre, y muy especialmente, en el Adviento y en la Navidad.
Para que la solemnidad de la Inmaculada Concepción no se quede en mera celebración de los «privilegios» de María, sino que nos toque y nos implique profundamente, debemos comprenderla a la luz de las palabras de Pablo en la segunda lectura: «Dios Padre nos ha elegido en Jesucristo antes de la creación del mundo para ser santos e inmaculados en su presencia, en el amor». Todos, por lo tanto, estamos llamados a ser santos e inmaculados; es nuestro verdadero destino; es el proyecto de Dios sobre nosotros. Poco más adelante, en la misma Carta a los Efesios, Pablo contempla este plan de Dios refiriéndolo no ya a los hombres singularmente considerados, cada uno por su cuenta, sino a la Iglesia Universal esposa de Cristo: «Cristo amó a la Iglesia y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla, purificarla mediante el bautismo y la palabra, y presentársela resplandeciente a sí mismo, sin que tenga mancha ni arruga ni cosa parecida, sino que sea santa e inmaculada» (Ef 5, 25-27).

Una humanidad de santos e inmaculados: he aquí el gran proyecto de Dios al crear la Iglesia. Una humanidad que pueda, por fin, comparecer ante Él, que ya no tenga que huir de su presencia, con el rostro lleno de vergüenza como Adán y Eva tras el pecado. Una humanidad, sobre todo, que Él pueda amar y estrechar en comunión consigo, mediante Su Hijo, en el Espíritu Santo.

¿Que representa, en este proyecto universal de Dios, la Inmaculada Concepción de María que celebramos? La liturgia responde a esta pregunta en el prefacio de la Misa del día, cuando dirigiéndose a Dios canta: En Ella has señalado el «comienzo de la Iglesia, esposa de Cristo, llena de juventud y de limpia hermosura... Entre todos los hombres es abogada de gracia y ejemplo de santidad». He aquí, entonces, lo que celebramos en esta solemnidad en María: el inicio de la Iglesia, la primera realización del proyecto de Dios, en la que existe como la promesa y la garantía de que todo el plan irá hacia su cumplimiento: «¡Nada es imposible para Dios!». María es la prueba de ello. En Ella brilla ya todo el esplendor futuro de la Iglesia, como en una gota de rocío, en una mañana serena, se refleja la bóveda azul del cielo. También y sobre todo por esto María es llamada «madre de la Iglesia».

María no se presenta, en cambio, sólo como aquella que está detrás de nosotros, al comienzo de la Iglesia, sino también como quien está ante nosotros «como modelo de santidad para el pueblo de Dios». Nosotros no hemos nacido inmaculados como, por singular privilegio de Dios, nació Ella; es más, el mal anida en nosotros en todas las fibras y en todas las formas. Estamos llenos de «arrugas» que hay que estirar y de «manchas» que hay que lavar. Es en esta labor de purificación y de recuperación de la imagen de Dios en la que María está ante nosotros como poderosa llamada.

miércoles, 3 de diciembre de 2014

II DOMINGO DE ADVIENTO - CICLO B


Liturgia de las Horas: 2da. Semana del Salterio
Color: Morado
Santoral

Encendemos, Señor, esta luz como aquel que enciende una lamparilla para salir al encuentro del amigo que llega. En esta Segunda Semana de Adviento, queremos encender el fuego de la esperanza para prepararnos a recibirte con gozo y entusiasmo. Tú sabes cuántas sombras nos envuelven, cuántas humillaciones nos oprimen. Pero nosotros queremos escuchar tu palabra que nos consuela y nos alienta. Porque Tú eres, la voz más dulce, la paz más profunda, la alegría más verdadera. Y mañana, dia 8, nos volveremos a vernos. Celebraremos todos juntos, y con gran emoción la fiesta de la Inmaculada Concepción de María.

Segunda Semana
Se enciende la segunda vela
cid:image005.gif@01C5F285.C81AF830cid:image005.gif@01C5F285.C81AF830

Guia: "Bendigamos al Señor"Todos hacen la señal de la cruz mientras dicen: "Demos gracias a Dios".
Recordamos la virtud de la Caridad
La Visitación
María fue presurosa a servir a su prima Isabel ya que el ángel le avisó que de ella nacería un niño: Juan Bautista. No temió la distancia y las dificultades. Respondió con un amor que se hace servicio y que une corazones.
Acción: Es tiempo de ir a servir a los que mas nos necesitan, en especial los pobres, los enfermos... los ancianos
Tiempo de silencio  / Tiempo de intercesiónRezar Padre Nuestro  /  Ave María.
Oración final: 
"Señor Todopoderoso, rico en misericordia, cuando salimos animosos al encuentro de tu Hijo, no permitas que lo impidan los afanes de este mundo; guíanos hasta él con sabiduría divina para que podamos participar plenamente de su vida. Por nuestro Señor Jesucristo.
Todos: "Amén".
ENTRADA
Bienvenidos hermanos a la celebración de la eucaristía. Segundo domingo de Adviento.
Segunda llamada de Dios a los cristianos a la vigilancia y la conversión y a la preparación de la venida del Señor.
¡Que está lejos! Mil años son como un día para Dios.
¡Que está lejos! No sabemos ni el día ni la hora.
¡Que está lejos! Dios no está nunca lejos de sus hijos.
Celebremos el día del Señor presente en la comunidad, en el pan y en la alabanza y en el corazón de cada creyente.
Entonemos juntos el canto de entrada.
PRIMERA LECTURA
El profeta ofrece consuelo a su pueblo.
Una voz grita: preparen un camino al Dios que viene.
Un mensajero anuncia una buena noticia: Aquí está su Dios.
Escuchemos la proclamación de la Palabra de Dios.
Consolad, consolad a mi pueblo, dice vuestro Dios; hablad al corazón de Jerusalén, gritadle, que se ha cumplido, su servicio, y está pagado su crimen, pues de la mano del Señor ha recibido doble paga por sus pecados.
Una voz grita: "En el desierto preparadle un camino al Señor; allanad en la estepa una calzada para nuestro Dios; que los valles se levanten, que montes y colinas se abajen, que lo torcido se enderece y lo escabroso se iguale. Se revelará la gloria del Señor, y la verán todos los hombres juntos" --ha hablado la boca del Señor—
Súbete a lo alto de un monte, heraldo de Sión; alza fuerte la voz, heraldo de Jerusalén; álzala, no temas, di a las ciudades de Judá: aquí está vuestro Dios. Mirad, Dios, el Señor, llega con fuerza, su brazo domina. Mirad, le acompaña el salario, la recompensa lo precede. Como un pastor apacienta el rebaño, su mano lo reúne. Lleva en brazos los corderos, cuida a las madres."
Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL
SALMO 84
R.- MUÉSTRANOS, SEÑOR, TU MISERICORDIA Y DANOS TU SALVACIÓN.


SEGUNDA LECTURA
El Señor tiene paciencia con nosotros, nos recuerda San Pedro en su carta. Y nos ofrece mil oportunidades para preparar su venida.
La vida es una larga espera que hemos de vivir en paz con todos.
Escuchemos la proclamación de la Palabra de Dios.
Queridos hermanos:
No perdáis de vista una cosa: para el Señor un día es como mil años, y mil años como un día. El Señor no tarda en cumplir su promesa, como creen algunos. Lo que ocurre es que tiene mucha paciencia con vosotros, porque no quiere que nadie perezca, sino que todos se conviertan.
El día del Señor llegará como un ladrón. Entonces el cielo desaparecerá con gran estrépito; los elementos se desintegrarán abrasados, y la tierra con todas sus obras se consumirá. Si todo este mundo se va a desintegrar de este modo, ¡qué santa y piadosa ha de ser vuestra vida!
Esperad y apresurad la venida del Señor, cuando desaparecerán los cielos, consumidos por el fuego, y se derretirán los elementos. Pero nosotros, confiados en la promesa del Señor, esperamos un cielo nuevo y una tierra nueva en que habite la justicia. Por tanto, queridos hermanos, mientras esperáis estos acontecimientos, procurad que Dios os encuentre en paz con Él, inmaculados e irreprochables.
Palabra de Dios.
EVANGELIO
Juan predicaba a la gente. Juan preparaba los corazones para recibir al Señor. Juan invitaba a la gente a la confesión de los pecados y a la conversión. Juan era la voz que presentaba la palabra definitiva de Dios Padre: Jesucristo.
Escuchemos la proclamación del Evangelio.
EVANGELIO
Comienza el Evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios. Está escrito en el profeta Isaías: "Yo envío mi mensajero delante de ti para que te prepare el camino. Una voz grita en el desierto: "Preparad el camino del Señor, allanad sus senderos."" Juan bautizaba en el desierto; predicaba que se convirtieran y se bautizaran, para que se les perdonasen los pecados. Acudía la gente de Judea y de Jerusalén, confesaba sus pecados, y él los bautizaba en el Jordán. Juan iba vestido de piel de camello, con una correa de cuero a la cintura, y se alimentaba de saltamontes y miel silvestre. Y proclamaba: "Detrás de mí viene el que puede más que yo, y yo no merezco agacharme para desatarle las sandalias. Yo os he bautizado con agua, pero él os bautizará con Espíritu Santo."






ORACIÓN DE LOS FIELES
  1. Oremos por todos los pastores de la Iglesia para que sigan anunciando con fuerza la conversión a Cristo.
  2. Oremos por todos los gobernantes del mundo para que instauren la justicia y la solidaridad entre los pueblos, la paz y el bienestar de los hombres.
  3. Oremos por todos los que viven alejados de la Iglesia, los que perdieron la fe, los que se sienten solos para que recuperen sus raíces cristianas.
  4. Oremos por todos los niños y jóvenes de nuestra comunidad para que en este tiempo de Adviento escuchen la Palabra de Dios y frecuenten la iglesia.
  5. Oremos por nuestra comunidad parroquial para que escuche el anuncio de la salvación y viva sus exigencias.
  6. Oremos por los difuntos de la parroquia y (nombres…) para que el Señor les conceda el don de la vida eterna.

É ¿PODEMOS CAMBIAR?
Cientos de personajes llenan las páginas de la Biblia, personajes que cumplen una misión y desaparecen para siempre.
El Adviento tiene su personaje, Juan Bautista, el telonero de Jesús. Juan Bautista, predicador del desierto, anuncia el comienzo del evangelio de Jesucristo, le prepara el camino y desaparece. Juan Bautista tiene que disminuir, Jesús tiene que crecer. Sólo Jesús y su Buena Noticia permanecen para siempre.
La conversión, sermón predicado miles de veces por todos los predicadores del mundo, sería el título del primer sermón de Juan Bautista en el desierto, escenario nada eclesial para un predicador.
Un profesor de universidad fue a visitar a un gurú, un maestro de sabiduría oriental y le dijo: “Maestro, enséñame lo que tengo que saber para ser feliz. He estudiado las Escrituras, he escuchado a los grandes maestros, pero aún no he encontrado la respuesta”.
El Maestro le invitó a té, llenó la taza y siguió echando té que se iba derramando por la mesa y el suelo.
El profesor sorprendido le dijo: “La taza está llena. Pare. Ya no cabe más”.
El Maestro le explicó: “Tú, como esta taza estás lleno de tus opiniones y de tus especulaciones. ¿Cómo puedo enseñarte el camino si antes no vacías tu taza?
¿Cómo puedo llenarme del evangelio de Jesucristo y cómo puedo acogerlo si yo soy el centro, si yo lo lleno todo?
¿Podemos vaciarnos de nuestros prejuicios, de nuestras ideas fijas, de nuestros hábitos, de nuestra educación de nuestro orgullo, del siempre se hizo así, de la contaminación mediática ambiental, de ese bagaje acumulado a lo largo de los años?
Mi experiencia personal y mi observación de las personas que me rodean es que nadie vacía su taza. Nada nos cambia.
La conversión que predica Juan Bautista, el cambio que me pide es más profundo que desaprender catecismos y creencias viejas, es más que decir no a un pasado incambiable, es decir sí al evangelio de Jesucristo, comienzo de todo cambio, no es hacer más cosas  para justificar mi existencia, es hacer menos, es tener una actitud nueva y centrada en lo importante, no lo interesante.
Marcos comienza el evangelio de una manera sencilla, no nos habla de pastores ni de ángeles ni de una algarabía celestial. Desde el inhóspito desierto grita una sola palabra: PREPARAD un camino al que viene, al que bautiza con Espíritu Santo, preparad un camino que lleve al corazón, la geografía más escarpada de la tierra.
La conversión es fruto de una profunda y sincera relación con Dios.
¿Podemos cambiar? Por supuesto, porque hacer una opción verdadera y auténtica por Jesucristo nos hace relativizar toda la calderilla de las religiones, las cosas de la ciudad, sus doctrinas, sus ruidos y sus modas nos lleva al desierto, lugar donde Dios nos habla y nos llena de savia nueva.
El desierto es el lugar donde entro en relación con Dios, el guía del camino. Cada uno de nosotros tenemos que descubrir nuestro desierto donde Dios sale a nuestro encuentro y nos habla al corazón, nos consuela y nos trae del exilio a la tierra prometida, a su reino.

2º Domingo de AdvientoDeseamos, Señor,
con esta segunda luz que encendemos,
que intensifiques el resplandor de tu rostro
para los que viven en tinieblas
y en sombras de muerte.
Que la luz de tu presencia,
alumbrada en nuestras vidas,
nos haga percibir nuestras orgullosas altiveces y
nuestros abismos de pecado.
Equilibra y allana nuestras vidas, Señor,
y haznos caminos de acceso a Ti
para los hombres en destierro,
alejados de Ti y de los hermanos.
Señor, para que seamos contigo
luz atrayente y seductora,
¡Marana tha, ven, Señor Jesús!
Que Dios nos bendiga y que su bendición descienda sobre esta Corona y sobre todos los que con ella queremos preparar la venida de Jesús.

FELIZ DOMINGO EN LA PAZ DEL SEÑOR !!